Cargar tu móvil en 20 minutos será de lo más normal en 2022

Cargar tu móvil en 20 minutos será de lo más normal en 2022

Varios fabricantes ya cuentan con tecnologías de carga ultra rápida

La carga de los teléfonos móviles ha mejorado de forma espectacular en los últimos años. Y es que mientras que hasta hace poco cargar el teléfono en una hora nos parecía algo sorprendente, en apenas un par de años el avance en las técnicas de carga, sobre todo en los móviles chinos Android, ha sido increíble. Algo que ha permitido ver móviles que se cargan en 35 minutos en la gama media, y otros en menos de 20 minutos en la gama alta. Y esto último es algo que va a ser más habitual aún en 2022. Si nos atenemos a las diferentes informaciones que estamos conociendo estos días. Y es que ya son varios fabricantes los que cuentan con cargas rápidas de 100W o más de potencia.

Realme, la última en subirse al carro

Hace unos días conocíamos gracias a una entrevista, que la marca contará con móviles de carga ultra rápida en 2022. Concretamente con una potencia de carga de hasta 125W. Esto quiere decir que esos teléfonos podrán cargarse por completo en apenas 20 minutos, y podrán contar con el 33% de batería en solo 3 minutos, algo sencillamente increíble. Por tanto, es de esperar que sea algo cada vez más habitual tener un móvil que se cargue en 20 minutos o apenas 35, como hacen ya muchos móviles de gama media. Los principales impulsores de estas tecnologías de carga rápida son cuatro fabricantes chinos, Xiaomi, Oppo, Vivo y Realme.

Por tanto, si estás pensando en hacerte con un móvil de alta gama en 2022, ten en cuenta este aspecto, porque puede convertirse en clave a la hora de elegir un nuevo teléfono. Por otro lado, tenemos a los fabricantes tradicionales, como Samsung y Apple, que no han avanzado demasiado en este aspecto. Estos últimos no ofrecen más de 27W de potencia en su móvil más avanzado, mientras que Samsung no pasa de los 25W. Es algo comprensible en cierto modo, ya que hay que recordar que Samsung ya tuvo graves problemas con el rendimiento y seguridad de la carga de las baterías, con aquellos aciagos Galaxy Note 7.

Por esa razón se pueden entender la lentitud con la que están afrontando esta carrera que los fabricantes chinos lideran de forma holgada, además sin episodios reseñables de problemas de seguridad relacionados con estas cargas rápidas. Así que todo apunta a que la carga rápida de los móviles tocará un nuevo techo en 2022.

Normas
Entra en El País para participar