Repsol lanza un plan inversor de 2.500 millones en proyectos de hidrógeno verde

La energética prevé contar con una capacidad instalada de 1,9 GW en 2030

Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, en una imagen de archivo.
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, en una imagen de archivo.

Repsol ha dado un paso más para liderar la carrera por la generación de hidrógeno verde en la Península Ibérica. La compañía ha presentado hoy un plan inversor de 2.549 millones de euros hasta 2030 con el que prevé alcanzar los 1,9 GW de capacidad instalada al final del periodo.

Y es que, el hidrógeno renovable es uno de los pilares de la compañía dentro de su estrategia de descarbonización y que tiene como objetivo de convertirse en una empresa cero emisiones en 2050. El primer electrolizador lo instalará en su refinería de Petronor, en Bilbao y contará con una capacidad de 2,5 MW. La planta entrará en funcionamiento en el segundo semestre de 2022 y abastecerá tanto a la refinería como a algunas instalaciones del Parque Tecnológico de la Margen Izquierda.

Asimismo, la compañía ha anunciado la instalación de otras plantas de electrolizadores en las inmediaciones de sus centros industriales. Entre los proyectos ya anunciados destacan los electrolizadores de 100 MW que se situarán en las refinerías de Cartagena y Tarragona, y en la de Petronor. La compañía también construirá un electrolizador de 10 MW junto a Enagás y el Ente Vasco de la Energía (EVE) para abastecer a la planta de combustibles sintéticos que se instalará en el puerto de Bilbao.

Para producir el hidrógeno renovable, Repsol utilizará electrólisis, biogás y fotoelectrocatálisis. En concreto, la empresa liderada por Josu Jon Imaz como consejero delegado está adaptando sus infraestructuras de producción de hidrógeno convencional para la obtención de hidrógeno renovable a partir de biogás. De este modo, producirá hidrógeno verde a partir de residuos orgánicos. 

Igualmente, Repsol lleva más de una década empleando la tecnología de fotoelectrocatálisis, que permite producir hidrógeno verde a partir del agua y la luz del sol como materias primas.

El hidrógeno verde, aunque se trata de una tecnología que está dando sus primeros pasos,  tiene un gran potencial en la industria y la movilidad del futuro, ya que supondrá un impulso a la descarbonización y las cero emisiones netas desde la neutralidad tecnológica. Las principales aplicaciones están en la industria como sustituto de otros combustibles fósiles que se utilizan en la actualidad.

Según los datos proporcionados por Repsol, actualmente el 90% del hidrógeno se usa en el sector industrial como materia prima en el refino, en la producción de amoníaco, en la industria del acero y en la química, principalmente. Por ese motivo, la UE visualiza el despliegue del hidrógeno renovable en primer lugar en la industria y en aquellos sectores que no tienen en la electrificación una alternativa a corto y medio plazo para alcanzar la descarbonización.

En lo que respecta a la movilidad, el hidrógeno verde se contempla como combustible para vehículos pesados, la aviación y el transporte marítimo. Repsol también tiene el objetivo de instalar al menos 12 hidrogeneras en 2025.

Petronor y Repsol ya promovieron la creación del Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C), que tiene previsto movilizar 1.431 millones de euros hasta 2026, con el objetivo de crear un hub europeo del hidrógeno verde en Euskadi. También impulsó junto a Enagás, la constitución del Valle del Hidrógeno de Cataluña y Valle del Hidrógeno de la Región de Murcia. Tambíen destaca  la participación de Repsol en el clúster de hidrógeno de Castilla-La Mancha, que situará al Complejo Industrial de Puertollano. 

Normas
Entra en El País para participar