Las empresas del Ibex 35 acumulan 82.000 millones en facturas impagadas a más de 60 días

Los proveedores piden que los deudores no puedan acceder a los fondos de la Unión Europea

Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad y de la patronal catalana Pimec
Antoni Cañete, presidente de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad y de la patronal catalana Pimec

El millón de compañías representadas en la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad han lanzado un SOS esta mañana ante la posibilidad de que esté próxima un nuevo ciclo de quiebras y cierres empresariales por los impagos. El presidente de la Plataforma, Antoni Cañete, ha denunciado que la cifra de impagos se ha situado por encima del 5% de la facturación empresarial, en niveles del período más duro de la crisis de 2008. "Allí cerraron una de cada tres empresas. La situación es ahora distinta porque las empresas están dopadas con los créditos ICO y con las moratorias hipotecarias", ha resaltado en la presentación del último balance realizado por el organismo sobre morosidad empresarial y de las administraciones públicas. Pese a ello, Cañete ha señalado que ese dopaje desaparecerá en algún momento y que puede haber otra gran crisis de liquidez empresarial con miles de cierres y quiebras una vez que se rompa la cadena de pagos.

Para evitar esa ruptura ha reclamado que las empresas del IBEX liquiden las deudas que tienen con sus proveedores. El último informe de la Plataforma cifra en 81.786 millones de euros el volumen de facturas impagadas que han superado el plazo legal de los 60 días que marca la ley. "Están cobrando a 66 días y están pagando a más de 200 días", ha denunciado Cañete, que ha reclamado, tal y como lo hizo recientemente al Ministerio de Economía, que las compañías que incumplan los plazos de pago a sus proveedores no tengan acceso a los fondos de la Unión Europea.

Cañete ha sido muy crítico con la tramitación de la ley Crea y Crece, el proyecto de ley lanzado en julio por el Gobierno para luchar contra la morosidad. "El anteproyecto de ley no solucionará los problemas de morosidad. Es una cortina de humo para no llevar a cabo un régimen sancionador, ya que permite esquivar cualquier sanción con una declaración responsable", ha señalado. En concreto, la ley Crea y Crece establece que las empresas que no cumplan los plazos de pago (un máximo de 60 días) no podrán acceder a una subvención pública. Para acreditar si lo cumplen o no, las empresas deberán presentar una declaración responsable ante el órgano concedente, quien podrá verificarlo mediante la información que provea la factura electrónica, y que la autoridad concedente de la subvención podrá requerir al beneficiario. Cañete defiende que ningún organismo se encargará de verificar esa información y todos se guirán por la declaración responsable de que está al corriente de pago.

Normas
Entra en El País para participar