El Ibex se deja un 2% semanal y pierde los 8.700 puntos

Las caídas marcan la primera semana completa de septiembre en todas las Bolsas,

tendencia que podría agravarse con el vencimiento de opciones y derivados

Ibex pulsa en la foto

Pleno al rojo en la semana. Las principales Bolsas mundiales han cerrado la primera semana completa de septiembre con pérdidas, a medida que los inversores se afanan por descifrar cuál será el rumbo de la política monetaria de los principales bancos centrales en los próximos meses, mientras que la tensión entre Estados Unidos y China inquieta de nuevo a los mercados y se van conociendo datos que apuntan a una ralentización de la economía china. El viernes los presidentes de ambos países, Joe Biden y Xi Jinping, se citaron para poner fin a la desescalada tras conocerse que Pekín estudia ampliar su control de las cotizaciones en el extranjero de compañías extraterritoriales.

Unas caídas que en el balance semanal tienen sus mayores exponentes en el estadounidense Dow Jones y en el Ibex 35. El primero acumula una caída en las últimas cinco jornadas del 1,5%. En el caso de España, el Ibex cierra la semana con un recorte del 1,9%, que le lleva a situarse por debajo de los 8.700 puntos, nivel que había logrado mantener desde finales de julio.

El índice español fue el farolillo rojo de la jornada del viernes, al dejarse un 1,2%, frente al resto de Bolsas europeas que tuvieron una sesión de transición mientras digieren la decisión del Banco Central Europeo de "recalibrar", léase como reducir ligeramente, el programa de compra de emergencia lanzado con motivo de la pandemia (PEPP) durante el próximo trimestre.

La institución dirigida por Christine Lagarde dejó para diciembre el debate sobre cuál será el futuro de ese programa de compra de deuda, advirtió de los riesgos al alza para la inflación y aprovechó además para mejorar sus estimaciones de PIB de la zona euro hasta 2023. Elementos que sirven por ahora para evitar sobresaltos indeseados en el mercado. Desde Citi apuntan que los mensajes del BCE sugieren que dará por finalizado el PEPP en marzo de 2022 y que dará más prioridad a la normalización de los tipos de interés que a los programas de compras de activos, toda vez que se constata la mejora económica.

En Bank of America se preguntan a su vez qué efecto tendrá la reducción de la compra de activos del BCE en la deuda corporativa, teniendo en cuenta que la institución es el principal comprador de deuda corporativa en euros de 2021, mientras que hedge funds y aseguradoras están siendo menos activos este ejercicio.

Durante la jornada del viernes, los valores turísticos volvieron a copar las caídas de la Bolsa española. IAG se dejó un 3,9%, mientras que Amadeus y Meliá restaron un 2,9% y un 2,7%, respectivamente. Tampoco se salvaron de los recortes Merlin (-2,7%) y Almirall (-2,4%), ni la banca, que se sumó a las caídas. Por contra, solo cinco valores lograron finalizar con subidas: Repsol sumó un 0,9%, Acerinox se anotó un 0,7%. Por detrás se situaron Fluidra, Acciona y Naturgy.

De cara a la próxima semana, el mercado estará atento a la evolución del S&P 500, que según Deutsche Bank está en un nivel desde el que podría bien encadenar una corrección o mantenerse lateral. Además, recuerdan los expertos, la próxima semana se producirá vencimiento de opciones sobre el Vix y la cuádruple hora bruja, lo que podría desencadenar un efecto correctivo en las Bolsas.

En el mercado de deuda, el bund alemán finaliza la semana en el -0,33% tras llegar a bajar hasta el -0,36%. El bono español a una década a su vez se sitúa en el 0,33%. En el mercado de materias primas, el Brent escaló este viernes un 2%, para acercarse a los 73 dólares por barril, ante las continuas interrupciones de suministro en el golfo de México en plena temporada de huracanes.

Normas
Entra en El País para participar