Energía

El mercado apuesta por el éxito de la opa de IFM a Naturgy en su tramo final

La acción cotiza por debajo del precio de la opa

Naturgy pulsa en la foto

Calma tensa en el mercado ante el mes definitivo para la opa de Naturgy. La acción, que cerró ayer a 21,69 euros, se mantiene por debajo de los 22,07 euros que ofrece IFM. El fondo obtiene así el crédito de que su apuesta saldrá adelante. Aún no hay nada decidido y, sobre si la opa triunfa o el mercado la desbarata, Criteria aún tiene algo importante que decir. También los 73.000 accionistas que pueblan el free float.

El holding que pilota Isidro Fainé anunció en mayo, tras meses de murismo, que no tenía intención de vender sus acciones en la opa. Más bien lo contrario. Y proclamó que su intención era reforzar su posición hasta el 29,9%. Actualmente cuenta con un 26%, tras dos meses de compras constantes en el mercado.

Criteria comezó a comprar paquetes de acciones de la gasista, lo que rápidamente terminó por subir el precio de la acción. En el mes de julio llegó a superar el precio de la opa. Esto, sobre el papel, desbarataba la oferta de IFM. Los accionistas que quisiesen vender sus títulos podían hacerlo en ese mismo momento en el mercado por encima del precio que les ofertaba el fondo australiano, para lo que además debían esperar varios meses.

Pero en agosto Criteria congeló sus compras. El precio de la acción de Naturgy se deshinfló y cayó por debajo del precio de la opa. Actualmente se encuentra un 1,75% por debajo.

Es habitual en las opas que el precio de la acción vaya convergiendo –según avanza el plazo de aceptación, que en este caso dura un mes, hasta el próximo 9 de octubre–, con el que ofrece el opante. Pero, en este caso, Criteria puede dar una sorpresa, en caso de que decida reactivar sus compras. Para alcanzar ese 29,9%, aún debe comprar un 4% más. Esto puede elevar otra vez el precio de la acción por encima del de la opa y en pleno periodo de aceptación, dañarla de muerte. El mercado, sin embargo, no lo tiene claro. Y ahora mismo apuesta por que la opa salga adelante.

Subida de precio

"Nuestra posición es recomendar acudir a la opa. Por un lado, pensamos que el precio ofertado está en línea con el valor de la acción y si tiene algo más de recorrido ese es muy limitado. Por otro lado, en caso de que Criteria suba al 29,9% e IFM se haga con entre el 17% y el 22,69%, junto a los actuales accionistas CVC y GIP con un 20% cada uno, la compañía se quedaría con un free float muy bajo y los accionistas que se quedasen tendrían muy difícil vender en el futuro", explica Ángel Pérez, de Renta 4.

Desde el departamento de análisis de Banco Sabadell, no descartan una subida del precio de la opa al considerar que la escasa diferencia del precio ofertado con la cotización en Bolsa "podría resultar poco atractiva para alcanzar la aceptación mínima". Considera, eso sí, que el nuevo plan estratégico presentado en julio por la compañía no justifica este alza en el precio de la opa. "En nuestra opinión, los objetivos de ebitda anunciados en el plan serían ambiciosos y estarían en gran parte condicionados por la ejecución de nuevas inversiones que, especialmente en el segmento renovable, están complicadas por la creación de valor", indica.

"A pesar de una posible ligera mejora en la oferta de IFM, no vemos interesante comprar las acciones. El potencial de revaloración de nuestro precio objetivo para 2022 es modesto, del 10%, la posible mejora en el precio de la oferta sería limitada y existe el riesgo de una reducida liquidez", afirma un informe de Bankinter.

En esta línea se pronuncia el consenso de analistas consultado por Bloomberg, que sitúa el precio objetivo de la acción a 12 meses en los 22,01 euros. Un precio que está ligeramente por encima de la cotización, pero por debajo del precio de la opa. La myor parte de los analistas recomiendan, además, mantener los títulos.

Para justificar el precio ofrecido, IFM esgrime un informe elaborado por la tasadora Duff&Phelps, que fue revisado tras la presentación del plan estratégico. Este arroja una horquilla de valoración de entre 18,4 y 22 euros por acción.

En un máximo de 10 días, antes del 19 de septiembre, será el turno del consejo de administración para pronunciarse sobre el precio de la opa. Deeberá hacerlo armado también con un informe de un experto independiente, para lo que ha contratado a Citi y Freshfields.

IFM tiene otra palanca para asegurarse el éxito de la opa, más allá de subir el precio. Este es rebajar el umbral mínimo de aceptación para considerar la opa como exitosa. Actualmente, se marca como objetivo controlar, al menos, un 17% del capital, lo que le permitiría nobrar dos consejeros. Pero en el folleto, que obtuvo el miércoles la autorización de la CNMV, ya abre la puerta a rebajar este umbral mínimo hasta el 10%, pero conformándose con un solo consejero. E incluso por debajo del 10%, siempre y cuando obtenga el permiso de los bancos que le conceden el préstamo.

El fondo aún tiene tiempo para reflexionar si subir el precio de la opa o renunciar a la aceptación mínima. Teniendo en cuenta que el plazo de aceptación empezó ayer y dura 30 días naturales, hasta el 8 de octubre, podrá modificar cualquiera de estas dos condiciones antes del 1 de octubre.

Normas
Entra en El País para participar