Banca

Estas son las comisiones que pagará el cliente de Bankia en CaixaBank si no cambia sus cuentas y tarjetas

Más de 13,6 millones de clientes tendrán gratis la operativa más usual, es decir, 3 de cada 4 clientes

Sede operativas de CaixaBank.
Sede operativas de CaixaBank.

Al final parece que los clientes de Bankia que han pasado a ser de CaixaBank tras su fusión llevada a cabo en marzo, podrán, en su gran mayoría, beneficiarse de unas mejores condiciones comerciales, o por lo menos así lo indica el banco en un comunicado.

CaixaBank indicó este jueves que 13,6 millones de sus clientes o tres de cada cuatro estarán exentos del pago de comisiones por la operativa y servicios financieros más habituales una vez que se produzca la integración tecnológica con Bankia el próximo 12 de noviembre.

Con el programa 'Día a Día', el cliente vinculado dispondrá de manera gratuita del "mantenimiento y administración de cuentas corrientes en euros, todas las transferencias estándar, emisión y mantenimiento de tarjetas de crédito estándar y tarjeta 'MyCard', uso de CaixaBankNow, el servicio de banca por internet de la entidad, y de toda la red de cajeros automáticos de CaixaBank, y negociación y compensación de cheques", explica la entidad.

Este programa tiene el objetivo de "agrupar los servicios más habituales de banca de particulares (cuenta, tarjeta, transferencias, recibos, cajeros, banca online, etc.) en un mismo paquete 'todo incluido'". Es gratuito para los clientes vinculados "tanto para el titular como para las personas
con las que comparta la titularidad de la cuenta".

Para poder acceder al programa, el cliente ha de cumplir uno de los siguientes requisitos: "tener domiciliada nómina o ingresos superior a 600 euros al mes o 6.000 euros anuales; pensión o prestación por desempleo superior a 300 euros al mes; o un saldo superior a 20.000 euros en alguno de estos productos: fondos de inversión, carteras de fondos, carteras gestionadas, estructurados, seguros de ahorro, planes de pensiones individuales".

Además, el cliente deberá disponer de tres o más recibos domiciliados en CaixaBank o bien, de tres o más compras con tarjeta de crédito al trimestre.

También podrán beneficiarse de la exención aquellos usuarios menores de 26 años y con perfil digital, así como nuevos clientes durante un periodo de seis meses. La entidad también explicó que aquellos que "cumplen criterios de vulnerabilidad" han dejado de pagar comisiones tras la fusión, y en 2022 "serán dados de alta de manera automática en la cuenta social de la entidad, con la que seguirán sin abonar coste alguno".

Así, quedan exentos de pagar comisiones todos los clientes adscritos al programa Por ser tú de Bankia que se integran automáticamente en el programa Día a Día, como aquellos otros que antes no se beneficiaban del programa sin comisiones de Bankia y que, a partir de ahora, sí cumplen
los requisitos que eximen del pago de comisiones en CaixaBank.

Además, la entidad ha incluido otras novedades para los clientes que se producirán tras la fusión tecnológica entre las que se encuentran la modificación de los números IBAN de las cuentas de los clientes o la necesidad de usar la aplicación de la banca digital CaixaBankNow en vez de la app de Bankia.

Los clientes de origen Bankia vinculados que pasen de Por ser tú a Día a día podrán seguir con su tarjeta actual de débito gratuita hasta junio de 2022 o contratar cualquier tipo de tarjeta de crédito de CaixaBank.

Por su parte, los clientes de origen Bankia que no estén vinculados, y decidan mantener su tarjeta de débito pasarán a pagar 36 euros anuales a partir del 1 de enero de 2022, frente a los 28 euros que pagaban con anterioridad.

Eso sí, aunque adaptarse a los requisitos de CaixaBank es sencillo para los usuarios del programa Por ser tú, pero mientras que los clientes que cumplan los requisitos de este programa no pagarán comisiones por su cuenta, aquellos que no se adapten a esta nueva política comercial deberán abonar hasta 240 euros al año por su cuenta, además de los 36 euros por su tarjeta de débito. Será en estos casos más caro que Bankia.

Bankia cobraba 168 euros al año por el mantenimiento de cada cuenta a los clientes asociados al programa Por ser Tú que no cumplían las condiciones, más 28 euros por la tarjeta débito. Ahora pagarán hasta 240 euros al año.

A ello se suma, que la tarjeta de débito, sea cual sea la vinculación del cliente, costará 36 euros al año, ya que CaixaBank no quiere plásticos únicamente de débito. Como alternativa, propone el cambio a a la tarjeta de crédito MyCard, que permite pagar a dos días sin  intereses y no tiene cuotas de mantenimiento.

Los titulares de la Cuenta ON también serán penalizados, a no ser que se muden al programa Día a Día, y suprimir la tarjeta de débito, explican los expertos de HelpMyCard.



Normas
Entra en El País para participar