Hesperia culmina la reapertura de sus hoteles y dejará de quemar caja en septiembre

La cadena retrasa la reactivación definitiva del turismo hasta 2022

Entrada del hotel Hesperia Presidente en Barcelona.
Entrada del hotel Hesperia Presidente en Barcelona.

El grupo inversor Hesperia (Gihsa) ha anunciado esta mañana la reapertura de los tres últimos hoteles sin actividad en España (Presidente en Barcelona, Zaragoza y Sevilla), con lo cuál ya tiene toda su cartera de activos, formada por 23 hoteles urbanos y vacacionales, plenamente operativa. "Este es un momento ilusionante para la compañía, ya que, tras más de un año y medio muy duro para el sector, completamos definitivamente las reaperturas y afrontamos el cambio de ciclo con todos nuestros hoteles activos y con todas las ganas de encarar la nueva etapa de crecimiento post covid", aseguró Gonzálo Alcaraz, director general de negocio de Gihsa.

El hotel Presidente en Barcelona, de 151 habitaciones y cuatro estrellas, era el último hotel sin abrir en la capital catalana, donde cuenta con ocho establecimientos, entre ellos el Hyatt Regency Barcelona Tower, que ya abrió sus puertas el pasado 19 de agosto. Este último es uno de los dos establecimientos que forman parte del acuerdo con el gigante estadounidense Hyatt, junto al Hyatt Regency Hesperia en Madrid. Gihsa es el dueño de los hoteles, mantiene la gestión operativa y utiliza la marca de Hyatt para aprovecharse de sus canales de comercialización y fidelización de clientes.

Hesperia, al igual que el resto de las cadenas hoteleras, ha pasado una travesía del desierto de 15 meses en España desde que estalló el coronavirus en marzo de 2020. La compañía ha solicitado créditos ICO y también está pendiente de que la SEPI aprueba la concesión de una ayuda de 55 millones de euros  para seguir ganando liquidez. La cadena cerró 2020 con unas pérdidas de 48 millones y una caída de ingresos del 80% respecto a 2019.

Jordi Ferrer, consejero delegado de Gihsa, prevé un 2021 de transición, aunque hace un buen balance de la campaña de verano. "Nuestra prioridad ahora sigue siendo preservar la liquidez, controlar el gasto para garantizar la resiliencia del grupo, a la vez que proporcionar una buena experiencia al cliente. Queremos encarar la reactivación del sector desde una posición cómoda que nos permita afrontar proyectos de crecimiento cuanto el entorno lo permita". De hecho, la compañía augura que los resultados del tercer trimestre hacen prever una situación sostenida de generación de caja positiva, en linea con lo sucedido con Meliá o NH, que han dejado de quemar caja en ese mismo trimestre.

Normas
Entra en El País para participar