Alimentación

Félix Gullón pagará 12 millones a Siro hasta 2031 por su fábrica de galletas de Jaén

Family Biscuits no tiene que abonar el primer pago hasta 2024

Fábrica de Family Biscuits en Jaén
Fábrica de Family Biscuits en Jaén

La venta de la fábrica que Cerealto Siro tenía en Jaén a la empresa galletera fundada por Félix Gullón, Family Biscuits, se cerró en 11,9 millones de euros. Así consta en las cuentas de 2020 de Siro Jaén, la filial que recogía hasta el año pasado la actividad de esta factoría, y que aporta detalles de la operación que no se habían comunicado desde que, en octubre pasado, se anunció el acuerdo entre las partes.

Un acuerdo que, como se refleja en las mencionadas cuentas, se suscribió de manera inicial el 13 de agosto del año pasado, aunque este no fue conocido hasta octubre y no se cerró de manera definitiva el 5 de febrero de este año.

Para articular la operación, Siro creó la sociedad Fábrica Jaén SLU, a la que transfirió los activos y pasivos de la factoría jiennense para su posterior venta. Como explica Siro Jaén en sus cuentas, el valor neto de los activos transferidos a dicha sociedad se elevaba a 11,92 millones de euros, la gran mayoría de ellos correspondientes a las instalaciones de la planta.

Esa cifra es la que se fijó para la venta de las acciones de Fábrica Jaén por parte de Siro a Family Biscuits. “La sociedad ha procedido a la venta a Family Biscuits de la totalidad de sus participaciones sociales que poseía de Fábrica Jaén SLU por un importe equivalente al importe neto de los activos aportados”, dice la memoria financiera de Siro Jaén.

Esta añade que esos casi 12 millones se pagarán en ocho cuotas anuales, la primera de ellas con vencimiento en febrero de 2024 y la última en febrero de 2031. Félix Gullón, por tanto, tiene 10 años para sacarle rendimiento a Family Biscuits.

Para poder materializar la venta, Siro necesitó no solo del visto bueno de sus bancos acreedores, que a finales de 2020 le refinanciaron 313 millones de euros de deuda, sino también el de Cuétara, lo que explica el retraso en el cierre de la venta. Con esta última, Siro firmó en 2011 un contrato de fabricación y suministro de 10 años, que expira este mes de septiembre. Esta dio luz verde y Siro continúa suministrándole galletas fabricadas por Family Biscuits hasta que expire el contrato.

Ambas partes también firmaron un contrato de fabricación y suministro de tortitas de cereales y galletas para Mercadona. Para este año Family Biscuits tiene garantizados 15 millones de kilos de producción por esta vía, cifra que se reducirá a la mitad en 2022 y que se acabará en 2023.

Normas
Entra en El País para participar