Alimentación

Siro refinanció 313 millones ante las dudas sobre su viabilidad

El auditor reflejó tal incertidumbre en el informe firmado a finales del año pasado

Siro refinanció 313 millones ante las dudas sobre su viabilidad

Grupo Siro, la compañía productora de cereales, pastas y galletas, acometió en la recta final de 2020 una refinanciación de 313 de millones con plazo a cinco años ante las dudas sobre su viabilidad, tras sumar pérdidas “significativas” en los últimos años y acumular un fondo de maniobra negativo de 200 millones al cierre de 2019.

Unas dudas que refleja su informe de auditoría, firmado por Deloitte el 23 de diciembre y presente en la memoria financiera de 2019 de Siro Corporativo, matriz del grupo. Este habla de la “existencia” de una “incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento”.

Esas dudas quedan condicionadas al cumplimiento de las “hipótesis y asunciones” del plan de negocio del grupo para el periodo 2020-2025, que incluyen una “mejora notable” para 2021 de los niveles de ventas y rentabilidad; y al “apoyo patrimonial y financiero” de los accionistas o terceros para convertir en capital una parte de su deuda estructurada. Siro cerró 2019 con unas pérdidas consolidadas de 25 millones, que se suman a las de 31 del año anterior.

Refinanciación

Esta situación, reconoce la empresa en sus cuentas, ha deteriorado su situación financiera. Sin embargo, formula las mismas bajo el principio de empresa en funcionamiento por la refinanciación firmada en octubre y homologada en diciembre, que “dotará de estabilidad financiera al grupo”, lo que le permite mantener “expectativas favorables sobre su viabilidad”. Esa refinanciación consta de un préstamo principal de 313,3 millones con vencimiento final en octubre de 2025. De ellos 64 corresponden a un tramo ICO, y otro de 128 millones es convertible en acciones. Hay que recordar que Siro busca un socio inversor, proceso que ha encargado a Alantra.

El auditor tiene en cuenta esto en su informe, aunque no modifica su opinión. Siro calcula generar un ebitda de 30,6 millones en 2020 y de 41,6 en 2021. Para al año recién terminado calculaba una disminución del efectivo de cinco millones y para 2021 un aumento de 10,5.

Consultada por este periódico, desde Siro se afirmó que “todas las incertidumbres señaladas por el auditor están resueltas”, una vez suscrita la refinanciación y las desinversiones en pan y bollería, proceso que ha conllevado la venta de seis fábricas. La de Valencia, vendida a Bimbo, se cerró en 70,8 millones; la de Navarrés (Valencia) a Dulmatesa por 29,5 millones; y la de Antequera a Morato por 22 millones, según las cuentas, en las que dice haber obtenido “plusvalías por un importe significativo” en todas ellas.

Además, se explica que la búsqueda de un socio para reforzar su estructura de capital está “avanzado”, y subraya el “fortalecimiento de su relación con clientes actuales, como Mercadona”. El 62% de sus ventas en 2019 (376 millones, un 4,5% más)fueron a esta compañía, algo que el auditor reseña en un párrafo de énfasis. Una dependencia a la baja, ya que una de las fábricas vendidas a Bimbo surtía el pan de molde de marca blanca de Mercadona.

Normas
Entra en El País para participar