La Policía desmantela en Toledo una ‘mina’ ilegal de criptomonedas

Tenían más de 100 ordenadores que obtenían electricidad de forma irregular

Operacion Cuarzo.  La policía ha desmantelado una granja de minado de criptomondas en Yeles (Toledo).

La Policía Nacional ha desmantelado en el municipio toledano de Yeles una granja de criptomonedas ubicada en un chalet. Los agentes, que han tirado la puerta abajo con un ariete, han identificado a una mujer como presunta responsable de un delito de defraudación del fluido eléctrico ya que, para mantener la instalación, habría realizado una acometida eléctrica con un elevado consumo ilegal. En la mina, los agentes localizaron más de 100 procesadores y sofisticados equipos de refrigeración y extracción de humos.

La investigación se inició al detectar un consumo eléctrico elevado y una emisión térmica desprendida por la vivienda superior a los que se correspondería con un domicilio familiar. En el registro del inmueble, los agentes encontraron una granja de criptomonedas.

Las primeras sospechas apuntaban a que en el interior de la vivienda habría una plantación de marihuana, por lo que se desplazó para la operación a un Grupo Especial de Operaciones (GEO). En ese tipo de plantación de interior, también es necesario un uso intensivo de electricidad para instalar potentes luces para que las plantas hagan la fotosíntesis, humidificadores, y sistemas de ventilación y refrigeración.

En este tipo de instalaciones dedicadas al minado de criptomonedas, la rentabilidad está supeditada a unos precios de electricidad reducidos. Por este motivo, la investigada se servía de una conexión ilegal a la red de distribución de baja tensión mediante una acometida eléctrica trifásica con un elevado consumo ilegal. La mina contaba con 111 procesadores y sofisticados sistemas de climatización para evitar que aumentara la temperatura.

El auge de las monedas virtuales, especialmente el bitcóin, ha hecho que su precio se revalorice con fuerza durante los tres últimos años, lo que ha llevado a muchas personas a dedicarse a la minería de criptomonedas. Para obtener una nueva moneda, es necesario resolver complejos algoritmos por medio de ordenadores, que necesitan días de funcionando para logarlo. Este proceso se conoce como "minar" criptomonedas.

Más del 70% del minado mundial de criptomonedas se concentra en China, un país donde el precio de la energía es muy barato, en parte, porque en el mix energético sigue pesando mucho las fuentes de energía más contaminantes, como las centrales de carbón. De acuerdo con varias investigaciones, el consumo anual de energía para el minado de de monedas virtuales equivale al consumo anual de Argentina, lo que ha levantado las críticas de grupos ecologistas.

Normas
Entra en El País para participar