La tercera dosis es dinero fácil para Moderna, que lo necesita más, y Pfizer

El valor bursátil de Moderna depende de que encuentre más de 20.000 millones de dólares en ventas anuales

Viales de vacunas para el Covid de Moderna, Janssen y Pfizer.
Viales de vacunas para el Covid de Moderna, Janssen y Pfizer. REUTERS

Moderna y Pfizer acaban de encontrar una mina de oro adicional. La FDA (agencia del medicamento estadounidense) autorizó el jueves una tercera dosis de sus vacunas contra el Covid para personas inmunodeprimidas. Eso es en torno al 3% de los estadounidenses, pero es probable que pronto se amplíe su uso. Ambas se beneficiarán, pero la capitalización bursátil de Moderna, de unos 160.000 millones de dólares, depende más de ello.

La ciencia que subyace a las inyecciones extra es algo oscura, ya que la inmunidad no es un interruptor de encendido y apagado. Dado que la eficacia tiende a bajar con el tiempo –aunque aún no está claro en qué medida en el caso de estas vacunas–, hay argumentos para una inyección adicional para los más vulnerables, incluso si, como es el caso, aún no está adaptada a las nuevas variantes.

Pero si el objetivo es acabar con la pandemia, estos refuerzos no son el mejor uso. Los beneficios de administrar vacunas a los no inoculados son mucho mayores, por lo que la OMS ha pedido a los Gobiernos que suspendan las terceras dosis. Pero, por razones políticas, los países ricos probablemente las fomentarán de todos modos.

Pfizer y Moderna esperan vender en total unos 50.000 millones de dólares en vacunas este año. Supongamos generosamente que la mitad de los que reciben dos dosis este año se vacunan de nuevo en 2022. Si el precio es el mismo, eso supone un 25% adicional de los ingresos de este año, o 12.500 millones, para repartir.

El valor de mercado de Pfizer, de 264.000 millones, representa mucho más que sus vacunas. Aunque tiene grandes planes, Moderna sigue centrada en el Covid. Está valorada en unas 7 veces los ingresos anuales estimados. Es casi el doble que Pfizer y similares. Incluso con esa generosa métrica, el valor de Moderna depende de encontrar más de 20.000 millones de ventas anuales. Se ha buscado su suerte hasta ahora, pero tendrá que vender algo más que refuerzos para seguir levitando.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías