El Gobierno extiende el escudo social para los más vulnerables hasta el 31 de octubre

Se mantienen la suspensión de los desahucios y la prohibición de cortar los suministros básicos

Desahucios en Madrid, en julio.
Desahucios en Madrid, en julio. EP

El Gobierno ha prorrogado este martes el llamado "escudo social", que incluye entre las medidas la suspensión de los desahucios y de los pagos de alquileres de vivienda así como la prohibición de cortar los suministros básicos a aquellos consumidores vulnerables más castigados por los efectos económicos de la pandemia del Covid-19.

Así lo ha anunciado tras el Consejo de Ministros la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien ha detallado que el escudo que vencía el próximo 9 de agosto seguirá vigente hasta el 31 de octubre. "Esperamos que para entonces los indicadores sanitarios nos permitan enfrentarnos al futuro sin este escudo", ha explicado.

En este sentido, Rodríguez ha señalado que también se ha autorizado, tal como había adelantado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la compra de 3,4 millones de dosis de vacunas Pfizer para España.

Con respecto a la vivienda, el Consejo de Ministros ha decidido que se mantiene la posibilidad de solicitar el aplazamiento del pago del alquiler de vivienda habitual a estas familias en situación de vulnerabilidad siempre que los arrendatarios sean grandes tenedores de viviendas (diez o más) y se amplía el plazo para pedir una moratoria de tres meses en el pago de hipotecas y créditos, así como la prórroga extraordinaria del contrato de arrendamiento por un periodo máximo de seis meses.

Para el decreto "antidesahucios", el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha prorrogado la prohibición de expulsar de sus casas a los más vulnerables en los términos actuales, aunque el Gobierno barajó la opción de presentar un nuevo decreto que diera protección "estructural" a estos colectivos, tal como avanzó en su día el exministro José Luis Ábalos.

El decreto prohíbe igualmente el corte de los suministros básicos (energía eléctrica, gas natural y agua) de primeras viviendas de personas vulnerables y amplía la vigencia del bono social, el descuento directo en la factura dirigido a los consumidores vulnerables.

Además, en la extensión del escudo social se incluye la prórroga de la consideración como esenciales de los servicios de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género, las medidas urgentes en materia de protección y asistencia a las víctimas de violencia de género y la compatibilidad de la pensión de jubilación de las y los profesionales que ejercen la medicina y la enfermería con el desempeño de su actividad.

Desde su cuenta de Twitter, el presidente del Gobierno ha señalado que, con el escudo social, quienes más sufren las consecucencias económicas de la pandemia siguen contando con el apoyo del Gobierno. "Nuestro propósito siempre ha sido el mismo: que nadie se quede atrás", ha insistido Sánchez.

Normas
Entra en El País para participar