¿Quién hay detrás de Robinhood, la aplicación de las acciones ‘meme’?

Vladimir Tenev y Baiju Bhatt lanzan su compañía a Bolsa con descuento, justo cuando empieza a sentir una cierta caída de usuarios

Vladimir Tenev y Baiju Bhatt, fundadores y jefes de Robinhood.
Vladimir Tenev y Baiju Bhatt, fundadores y jefes de Robinhood.

Robinhood, la empresa que combina el trading con la gamificación, salió el jueves a Bolsa con importantes descuentos. El precio de apertura se fijó en los 38 dólares, la parte más baja de la horquilla de valoración, que preveía llegar hasta los 42 dólares, un precio que se quedó cerca de tocar en la apertura cuando se revalorizó casi un 6%, hasta marcar los 40,25. Sin embargo, la volatilidad del día hizo que llegase a los 33,35 dólares por acción, para finalmente cerrar en los 34,82. Con ello, aunque no lograron su objetivo de levantar casi 2.100 millones, consiguieron más de 1.915 millones. Pero ¿quién está detrás del fenómeno Robinhood? Los responsables y fundadores de la aplicación de las acciones meme, como muchos la conocen, son Vladimir Tenev y Baiju Bhatt, dos jóvenes menores de 40 años que gracias al éxito de su desarrollo y a la ronda de financiación que protagonizaron en mayo de 2018, entraron en las listas de Forbes 30 under 30, y en la lista Fortune 40 under 40, al aumentar la valoración de la compañía hasta los 6.000 millones.

Bhatt nació en 1984 en Estados Unidos, con padres de origen indio. Estudió Físicas en Stanford y tras graduarse en 2007 realizó un máster en la misma universidad. En sus logros de Linkedin destaca su bilingüismo inglés-gurajati. Junto a su mujer, con quien tiene un hijo, practica el ayuno intermitente. Le encanta el deporte. Todos los días al levantarse realiza por costumbre 30 flexiones, aunque según la publicación Money Inc, algunos días aumenta ese número a 50. Además, bien sea por la mañana, a la hora de la comida, o en otro momento del día, practica el running. Otra cosa que Bhatt hace todas las mañanas es conectarse a Twit­ter y visitar los principales medios de comunicación estadounidenses. También disfruta leyendo, sobre todo libros sobre Marte.

Por su parte, Tenev nació en el puerto de Varna, al oeste de Bulgaria; su año de nacimiento no está claro, pero se estima en 1986-87. Sus padres, empleados del Banco Mundial, emigraron a Estados Unidos, en concreto a Washington DC. El primero en trasladarse fue su padre y seis meses más tarde siguió los mismos pasos su madre. Los abuelos de Tenev se encargaron de su crianza hasta que cumplió cinco años, cuando se reunió con sus padres. Al llegar asistió a la escuela privada y después a la secundaria de ciencia y tecnología Thomas Jefferson. Asistió a la Universidad Stanford, donde estudió Matemáticas y conoció a Bhatt. Es un excelente orador que comparte sus experiencias y el conocimiento que ha adquirido con otros emprendedores actuales o futuros. Está casado con Celina, una médico graduada también por Stanford, y tienen una hija.

Al terminar sus estudios universitarios, Bhatt y Tenev se mudaron a Nueva York donde antes de Robinhood crearon dos compañías también financieras. Primero, Celeris, dedicada al trading algoritmizado en el mercado de valores; y más tarde Chronos Research, a través de la que ofrecían herramientas para los fondos de cobertura y los bancos para construir estrategias de negociación optimizadas.

La aplicación móvil Robinhood vio la luz en 2013 con el objetivo era hacer de la inversión y la negociación de acciones un proceso muy simple, fácil y divertido, a través de la gamificación, y sin comisiones en las Bolsas de EE UU para sus clientes. El primer día lograron 10.000 inscripciones, 50.000 la primera semana y casi 1.000.000 el primer año. Sin embargo, Tenev ha detallado en varias ocasiones que la aplicación no podía obtener aprobación regulatoria sin una cantidad considerable de financiación por parte de capitalistas de riesgo, los cuales no querían aportar dinero porque no había ningún producto de por medio. Fueron rechazados, como mínimo, por 75 inversores hasta que lograron que Marc Andreessen, NEA, Ribbit Capital, Index, Google Ventures e incluso el conocido rapero Snoop Dogg creyeran en el proyecto.

Pero no todo es color de rosas en la firma, ya que la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera de Estados Unidos (Finra) le impuso una sanción este mismo mes por valor de 70 millones de dólares (60 millones de euros) por los perjuicios ocasionados a millones de clientes en los últimos meses. “La multa impuesta en este asunto, la más alta jamás impuesta por la Finra, refleja el alcance y la gravedad de las infracciones de Robinhood, incluida la conclusión de que Robinhood comunicó información falsa y engañosa a millones de sus clientes”, dijo la jefa del departamento de Aplicación de Finra, Jessica Hopper. En concreto, la sanción responde a los perjuicios causados por la limitación de operaciones impuesta a sus usuarios en varias cotizadas al calor del conocido como caso GameStop. Un asunto en el que incluso Elon Musk (Tesla) tomó parte: “¿Qué pasó la semana pasada? ¿Por qué los usuarios no pudieron comprar las acciones de Game­Stop? La gente exige una respuesta y quiere conocer los detalles y la verdad”.

Pero no es la primera vez que Robinhood debe hacer frente a una multa por su mala praxis. En diciembre, acordaron pagar 65 millones de dólares a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) para resolver los cargos por incurrir en prácticas engañosas y perjudicar a sus clientes. Específicamente, el regulador afirmó que Robinhood no reveló “la recepción de pagos de empresas de negociación por enviarles información sobre las órdenes de sus clientes”. Además, “tampoco cumplió con su deber de buscar los mejores términos disponibles razonablemente para ejecutar las órdenes de los clientes”. A ojos de la SEC, la compañía se benefició de completar operaciones a precios que no eran óptimos para sus usuarios, lo que les privó de 34,1 millones de dólares.

Ahora los fundadores de Robinhood se enfrentan a la pérdida de credibilidad de buena parte de sus usuarios y a un descenso de estos. Las últimas cifras tanto mensuales como diarias están por debajo de sus picos de alrededor de 20 millones de personas que operaban al mes y 10 millones que lo hacían a diario. En total, actualmente sus usuarios mensuales ascienden a 18 millones y sus usuarios diarios, a 8 millones. Bhatt y Tenev tendrán que esforzarse para seguir controlando el bosque de Sherwood.

Empresa

La compañía tuvo unos beneficios de 7,45 millones de dólares el pasado ejercicio, con una facturación de 959 millones. En el primer trimestre de 2021, su facturación aumentó un 309% hasta llegar a los 440 millones.

Dos tercios de lo ingresado en el primer trimestre de 2021 proviene del trading de opciones y criptomonedas. Otra línea de negocio que está creciendo rápidamente es la de préstamo de valores, que generó 35 millones en ingresos, con un aumento del 448% respecto al periodo anterior.