Sánchez ofrece España como destino de inversión a 30 gigantes empresariales de EE UU

El presidente del Gobierno presenta a empresas estadounidenses las oportunidades de inversión en la península, con el foco de la digitalización y la transición ecológica

Pedro Sánchez en su encuentro con Michael Bloomberg.
Pedro Sánchez en su encuentro con Michael Bloomberg. Pool Moncloa

Tres días, más de 40 contactos y un mensaje en bis: España es el mejor país del mundo para invertir en la economía de la pospandemia. Así ha sido la gira del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Estados Unidos, que cierra este sábado tras exponer a una treintena de gigantes empresariales el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, con el que promete encauzar la recuperación económica de España hacia la transición ecológica y digital.

No ha estado exenta la visita de la suspicacia de algunos de los inversores por las reformas que el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos tiene pendientes, como la reforma laboral y la ley de vivienda, cuyos límites en el precio del alquiler hacen desconfiar al interés de los fondos privados.

Pero Sánchez ha insistido en cada uno de los encuentros —distribuidos entre Nueva York, Los Ángeles y San Francisco— en que su Ejecutivo es sinónimo de estabilidad y certidumbre para los que quieran participar en la modernización de la economía española, asegurando que las reformas solo llevarán a España hacia un modelo económico más parecido al alemán, con paz social y flexibilidad para que los empresarios se adapten a las circunstancias.

La gira de Sánchez tenía por objeto resaltar el atractivo de España como destino de rentables inversiones en un momento en el que, según el presidente, las empresas empiezan a analizar dónde colocar su dinero tras un año y medio de pandemia que ha asfixiado a la economía mundial.

Con el Plan de Recuperación, el jefe del Ejecutivo espera movilizar más de 500.000 millones de euros en inversión privada que se sumen a los casi 140.000 millones de euros que recibirá España del gran fondo de recuperación europea.

La agenda ha incluido algunos fondos privados de renombre como Blackstone, Soros, JP Morgan, instituciones financieras como Bank of America y Bank of New York, empresarios como Michael Bloomberg y Larry Fink (consejero delegado de BlackRock), productoras como Netflix, Warner y Disney, así como una visita al corazón de Silicon Valley con Apple, Paypal y Amazon.

“Después de todo lo que ha pasado con la pandemia, el Gobierno español está definiendo una hoja de ruta para la modernización de la economía. Para ello, necesitamos la colaboración del sector privado de EE UU”, aseguró Sánchez.

EE UU, socio estratégico

En un viaje con un interés exclusivamente económico (con el que se justificó la ausencia de un encuentro con Joe Biden, presidente de EE UU), Pedro Sánchez ha recordado en cada una de las entrevistas con los medios de comunicación, y en la inauguración de la nueva sede del ICEX en Nueva York, la importancia de Estados Unidos como socio estratégico de España.

Es el principal inversor internacional en el país, donde tiene más de 2.000 empresas que crean empleo en suelo español. Es también el segundo destino de las exportaciones españolas fuera de la Unión Europea, cuyo volumen se ha incrementado en un 70% en la última década, y es el mayor receptor de inversión española directa.

“Más de la mitad de la financiación que han levantado las startups españolas en los últimos años ha provenido de empresas foráneas, lo que ilustra el atractivo del ecosistema español para el capital extranjero”, explicó Sánchez, quien estuvo acompañado en esta gira por cinco startups españolas: Redpoint, Rated Power, Adara Ventures, Wall Box y Carto.

Del motor al cine

Pedro Sánchez, en el evento 'España hub audiovisual', en Los Ángeles.
Pedro Sánchez, en el evento 'España hub audiovisual', en Los Ángeles.
España es verde y audiovisual. Así lo dejó ver Pedro Sánchez durante su gira, en la que expuso su plan de 12.000 millones de euros para electrificar la industria automovilística de aquí a 2030 y conseguir la fabricación de un millón de coches eléctricos en España.

Además, durante su visita a Los Ángeles, Pedro Sánchez desgranó, ante una decena de productoras (como Amazon, Netflix o Disney) un plan que destinará 1.603 millones de euros para aumentar las producciones cinematográficas en el país en un 30%, de aquí a 2025.
Normas
Entra en El País para participar