Anfac: "Es complicado producir coches eléctricos en un país donde no hay demanda"

La patronal de fabricantes de vehículos hace un llamamiento a las administraciones para instaurar medidas a corto plazo que impulsen al sector

José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac.
José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac.

El presidente de la patronal de fabricantes de vehículos (Anfac), José Vicente de los Mozos, ha mandado hoy un mensaje de advertencia al Gobierno: "Es complicado producir coches eléctricos en un mercado donde no hay demanda".

De los Mozos ha avisado, en un encuentro con la prensa en Madrid antes de la asamblea general de la asociación, de que el 25% de los coches que se venden en España se produce en el país y que sin un mercado nacional fuerte, las marcas dejarán de estar interesados en fabricar aquí porque no compensarán los costes logísticos

También ha recalcado que España está muy por debajo en penetración de vehículo eléctrico e infraestructura de recarga respecto a otros países de la Unión Europea (UE). En concreto, según datos de Anfac, de los coches que se matricularon en el país el año pasado solo un 4,8% correspondió a modelos electrificados: 17.295 unidades de eléctricos puros y 23.301 unidades de híbridos enchufables, mientras que Francia y Alemania [países a los que debe mirar España] registraron un 11,3% y un 13,5%, respectivamente.

La asociación calcula que en 2021 se venderán un total de 925.000 automóviles [un 8% menos que en 2019 y lejos del umbral óptimo de 1,2 millones de unidades], de los cuales 75.000 serán electrificados, lo que supone alrededor de un 8% sobre el total. De los Mozos, también director industrial mundial del grupo Renault y miembro del comité de dirección del consorcio del rombo, ha insistido en que "las marcas están comprometidas con la descarbonización" y que están cumpliendo su parte poniendo la oferta con más de 76 modelos eléctricos puros y 77 híbridos enchufables.

En cuanto a la infraestructura de recarga, España tiene 11.517 puntos públicos, lo que supone 245 por cada millón de habitantes. La media europea se sitúa en 573 por cada millón de habitantes. En una interpelación directa a Teresa Ribera, De los Mozos ha pedido que el Ministerio de Transición Ecológica coordine y monitorice el despliegue de esta tecnología, agrupando a productores, eléctricas y administraciones públicas. A su juicio hace falta un plan nacional que establezca objetivos vinculantes a 2030 y financiado por marcas, eléctricas y administraciones públicas.

De este modo, en un contexto de crisis en el que la mayoría de familias no pueden acceder a un coche eléctrico por su elevado precio y en el que todavía falta mucho para alcanzar una red suficiente de puntos de recarga, Anfac propone una bonificación del 100% para vehículos eléctricos en el impuesto de circulación, así como una bonificación en el IRPF e IS por la compra de cero o muy bajas emisiones.

También aboga por una mejora de las deducciones en IRPF por retribución en especie y un tipo impositivo reducido para la electricidad suministrada a estaciones de recarga para vehículos eléctricos y por la exención del IRPF de las subvenciones ligadas a planes de movilidad sostenible. Además, en el medio plazo, defiende un IVA cero y reducido para este tipo de coches.

Moves mejorado

Por otro lado, plantea que se elimine del Moves el límite de número de vehículos anuales para empresas y que se ponga en marcha un plan específico para vehículos pesados eléctricos, híbridos y de gas, denominado Moves Industrial. Según De los Mozos, la industria de la automoción tampoco alcanzará en 2022 los niveles prepandemia por la falta de confianza del consumidor y la crisis de los chips o semiconductores.

El Gobierno aprobará en Consejo de Ministros este mes el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) relacionado con el vehículo eléctrico, pero de De los Mozos ha reconocido que, a pesar de que Anfac tiene una buena interlocución con el Ministerio de Industria, no conoce los detalles. En opinión del directivo, debería "generar infraestructura y reducir déficit".

Por otra parte, De los Mozos ha aseverado que la reducción de emisiones no se logrará solo con la electrificación del parque móvil, uno de los más envejecidos de Europa, y ha solicitado un plan de achatarramiento para retirar de las carreteras 19 millones de vehículos antiguos.

"No estamos reclamando un nuevo plan Renove, sino que no se penalice la renovación del parque dando una solución al achatarramiento", ha añadido, resaltando que con el Covid-19 se han disparado las ventas de coches de segunda mano.

Preguntado por las alternativas que se barajan para salvar las plantas de Nissan en Barcelona, De los Mozos ha dicho que no le compete opinar sobre ello. "Es una pena que se cierre una fábrica y tenemos que trabajar para mantener el resto", ha indicado.

Normas
Entra en El País para participar