El transporte marítimo desde China, un 243% más caro en 11 meses

Un brote de Covid obligó a cerrar el puerto de Yantian, en el sur de China

El cierre de la instalación ha provocado la tormenta perfecta

Decenas de contenedores en el puerto chino de Yantian.
Decenas de contenedores en el puerto chino de Yantian. EFE

El coste de enviar un contenedor de mercancía desde China al resto del mundo a través de las rutas comerciales más comunes está disparado. En solo 11 meses, desde el 31 de julio de 2020 hasta el 25 de junio de 2021, el precio medio del envío del contenedor estándar de 20 pies, el más común en el comercio internacional, ha pasado de 1.103 dólares a 3.785, lo que supone un 243% más.

Si bien la fuerte tendencia alcista comenzó a finales del verano de 2020, no ha hecho sino intensificarse. Detrás de este vertical ascenso se encuentra, en parte, el cierre que sufrió el puerto de Yantian.

Situado en el sur de China, sus instalaciones son el corazón de un complejo portuario de importancia planetaria. Según recoge la agencia Efe, por Yantian pasa un tercio del comercio internacional de Cantón y un cuarto de las exportaciones chinas a Estados Unidos.
Un brote de Covid llevó a que el pasado 26 de mayo las autoridades pararan la actividad hasta nuevo aviso. El día 11 de junio, la naviera Maersk informó de que el puerto operaba ya a un 45% de su capacidad. Pese a recuperar parte de la actividad, el impacto seguía siendo de consideración debido a las colas que se formaron, tanto de barcos esperando a atracar en el puerto como de contenedores a tener una salida.

“Tras seis días de parón en la exportación de contenedores, el puerto de Yantian ha ido recuperando poco a poco la productividad a medida que más trabajadores regresan a sus puestos. Agradecemos la disminución de las colas de espera, pero la certidumbre sobre las fechas de entrega sigue estando afectada”, lamenta Maersk en el último comunicado disponible al respecto, correspondiente al pasado 21 de junio.

Ese mismo día, según Efe, el puerto aseguró que ya había retomado el 70% de su capacidad total y que esperaba regresar a la normalidad a finales de junio, antes de la temporada alta de envíos, concentrada anualmente en los meses de agosto y septiembre, cuando las compañías de EE UU y China reabastecen sus inventarios ante la campaña navideña.

Los sobresaltos como el del canal de Suez o los problemas en Yantian están haciendo a la industria replantearse el modelo logístico. Matthew Hill, responsable de importaciones de Nor­teamérica de Maersk, abogó durante un panel de expertos celebrado el pasado 24 de junio por un cambio de sistema. “El just in time [sistema de organización basado en funcionar con el menor inventario posible] no es sostenible hoy en día. Los modelos de cadena de suministro just in case, con un colchón de inventario, garantizan que se pueda satisfacer la demanda de ventas”, afirmó. 

Normas
Entra en El País para participar