Tabaco

Gibraltar fue el origen del 41% del tabaco ilícito consumido en España en 2020

En total, el consumo de cigarrillos de contrabando y falsificados aumentó un 14% durante el pasado año hasta 1.751 millones de unidades

Cajetillas de tabaco en un estanco de Gibraltar
Cajetillas de tabaco en un estanco de Gibraltar

El consumo de tabaco de origen ilícito creció en España durante 2020 pese a la pandemia. Así lo reflejan los datos del estudio que cada año realizan KPMG y Philip Morris, en el que se analiza la evolución del sector y el impacto de este tipo de consumo sobre sus cifras.

La pandemia no lo frenó, y tampoco en el mercado español. Aquí se consumieron 40.600 millones de unidades de cigarrillos durante el año pasado, un retroceso del 3%. De esa cantidad. unos 1.710 millones fueron de origen ilícito, es decir, falsificados o de contrabando, un 13% más que en 2019 y el 4,2% del total del mercado, cuando en el año anterior suponía el 3,6%. Pese al aumento, España puede presumir de no estar entre los cinco países de la Unión Europea con mayor incidencia de este tipo de cigarrillos. El primero es Francia con 11.700 millones de unidades, casi un 5% más que en 2019. En su caso, la incidencia principal es la de los cigarrillos falsificados, que aumentaron con fuerza en el conjunto del espacio comunitario, aunque no en España. El segundo país es Alemania con 3.600 millones de cigarrillos ilícitos, seguido de Polonia (3.500 millones), Grecia (3.100), Italia (2.200) y Rumanía (2.100). Ya en el séptimo puesto se sitúa España.

En su caso, la influencia de Gibraltar en el aumento del consumo ilícito es directa. Según los datos del estudio, el 41% de los cigarrillos de este tipo que se consumieron en España durante 2020 procedieron del Peñón, alrededor de 700 millones de unidades, un 52% más que en 2019. Entonces, el peso de Gibraltar en esta estadística era del 30%. Ese 41% registrado en 2020 es el porcentaje más alto de, al menos, los últimos cinco años.

Lo que sí notó los efectos de la pandemia fueron los cigarrillos no vendidos en España pero consumidos aquí de forma legal. Aquí entra, por ejemplo, el consumo del turismo extranjero o de lo comprado en Gibraltar de forma legal. Según el estudio, durante el año pasado se consumieron 890 millones de cigarrillos con este fin, un 51% menos que en el año anterior, con caídas de ese orden en los procedentes de Andorra y de Gibraltar, y del 81% en las Islas Canarias.

Otra caída importante se registró en la salida de tabaco nacional a otros países de manera legal. Por ejemplo, cuando los ciudadanos franceses atraviesan la frontera con España para comprar cigarrillos a un menor precio. Las salidas totales de tabaco por esta vía fueron de 3.420 millones de unidades, la mitad que en 2019. Francia copó el 81% de estas salidas, pero con una caída del 32%.

En el conjunto de la Unión Europea, el consumo de cigarrillos ilícitos alcanzó los 34.200 millones, un 2% más, cifra que representa el 7,8% del consumo total. España está, por tanto, por debajo de la media. La novedad fue el fuerte crecimiento de las falsificaciones, un 87% hasta los 10.300 millones, una cifra récord. Estas representaron el 30% de los cigarrillos ilícitos consumidos en 2020, cuando en 2019 suponían el 16%.

Normas
Entra en El País para participar