Ayuso pide que “este camino a la independencia” lo paguen “los empresarios catalanes”

Sánchez recibirá el martes a Aragonès tras la liberación de los presos indultados este miércoles y a la presidenta de la Comunidad de Madrid el 9 de julio

Ayuso indultos proces
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE

El indulto concedido el martes por el Gobierno a los nueve presos condenados por el procés secesionista catalán se hizo efectivo este miércoles, cuando todos abandonaron la prisión. En paralelo, el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, cerraron un encuentro bilateral para el próximo martes. Sánchez también recibirá en los próximos días a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha pedido que sean los empresarios catalanes quienes paguen “este camino hacia la independencia”.

Se espera que la reunión de Sánchez y Aragonès, con motivo de la reciente investidura del responsable del Govern, sirva como antesala a la creación de una mesa de diálogo bilateral en la que ambas partes aborden la cuestión independentista. Un marco que el Gobierno espera ver engrasado tras su medida de gracia, a fin de lograr contentar a la sociedad catalana con mayores cotas de autonomía (y de granjearse un apoyo parlamentario que le será clave para agotar con comodidad la legislatura); y en el que el político de ERC espera abrir camino hacia un referéndum de autodeterminación pactado con el Estado.

Así lo reiteró este miércoles Aragonès, que acudió a recibir a varios de los indultados a su salida de la prisión de Lledoners: Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que aparecieron con una pancarta escrita en inglés pidiendo “Libertad para Cataluña”. Minutos antes salía de la prisión de mujeres de Wad Ras en Barcelona la expresidenta del Parlamente Carme Forcadell mientras que la exconsellera Dolors Bassa abandonó el centro de Puig de les Basses. Los indultados coincidieron en reclamar la independencia de Cataluña.

Una imagen que fue calificada de “humillación nacional” por el expresidente del Gobierno José María Aznar y que llevó al actual líder del PP, Pablo Casado, a arremeter con dureza contras Sánchez durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, donde le pidió su dimisión y la convocatoria de elecciones para que los españoles se pronuncien sobre los indultos. En esta línea crítica se manifestó también la recién investida presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a la que Sánchez recibirá el próximo 9 de julio en La Moncloa. “Voy a llevar una propuesta a Pedro Sánchez. Dado que los empresarios catalanes, la mayoría por lo que veo, están a favor de estos indultos y de este camino hacia la independencia, pues que lo sufraguen ellos con sus impuestos y con su dinero”.

"Y no los empresarios, los autónomos y los contribuyentes madrileños. Esa va a ser una de mis prioridades. Madrid no está para pagar esta fiesta a nadie y no pienso permitir que toquen la política fiscal de Madrid para esto. Voy a defender los intereses de Madrid", añadió, en declaraciones a los medios.

Normas
Entra en El País para participar