Lo que cuesta dormir en un hotel de lujo en España

Tres hoteles de Mallorca y Marbella tienen las tarifas más altas este verano

Hoteles lujo Europa Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Madrid entra de lleno en el mercado de lujo europeo. La llegada a la ciudad de marcas como Mandarin Oriental, Four Seasons o Rosewood ha elevado de golpe el nivel hotelero y entra a competir directamente con las principales capitales del lujo europeo. “Esto es lo más importante, que se coloca al nivel de Londres y por debajo de París, y eso eleva la categoría de la ciudad a un nivel de primera línea”, explica Miguel Salom, socio director de la consultora hotelera The Hotel Factory, que asegura que hasta ahora Madrid no estaba en el mercado de lujo hotelero, a pesar de que la oferta turística española en general es de calidad. “Pero ahora tiene capacidad para atraer a un turismo prémium, con unos precios de las habitaciones, a la vez que buenos, de destino líder”, añade el experto.

Sirva como ejemplo, la comparativa realizada por CincoDías en cuanto al precio de la habitación de una noche (ver cuadro), en alguno de estos hoteles: dormir y desayunar en Mandarin Oriental Ritz, el último en abrir sus puertas, la noche del 10 de julio sale por 1.023 euros, tarifa similar a los 1.012 euros de la estancia en Four Seasons. Es relevante la diferencia entre estas dos tarifas y la que, por el contrario, ofrece en esa misma fecha el hotel The Westin Palace, considerado hasta ahora junto al Ritz de Madrid referencia de la hotelería de lujo de la capital, con 295 euros.

“Esto se debe a que estas nuevas marcas estrenan hotel, y eso les permite ponerse en esos niveles de precios. Supone un cambio para el sector hotelero y para el lujo, dado que tiene un efecto arrastre para otros hoteles, para la restauración y para el retail. Detrás de estas marcas, la sombra es muy atractiva”, prosigue Salom.

La tendencia va en esta línea. Para el mes de octubre está prevista la reapertura, tras una profunda renovación, del hotel Villa Magna, ahora bajo la enseña Rosewood, y el precio de la habitación, que ya se puede reservar, a partir del día 15, es de 825 euros. Para entonces, y esa es la única duda que puede ensombrecer el ambiente de euforia turística, se espera una reactivación de los viajes de empresa y de eventos. “Esperemos que se recuperen estos segmentos, que son de vital importancia y es muy importante que recobremos el nivel de actividad que teníamos antes de la pandemia”, matiza el consultor, que cree que, como ya ocurrió en la crisis de 2008, el que saldrá mejor parado es aquel que haya hecho los deberes en cuanto a la reposición de su marca, el diseño de nuevos conceptos, cambio de estrategia comercial y de colocación en el mercado.

El precio para un determinado tipo de cliente, más internacional que nacional, asegura Enrique Valero, director general de Abadía Retuerta LeDomaine, propiedad de la farmacéutica Novartis, que aglutina bodega y un exclusivo hotel de 30 habitaciones –la noche del 10 de julio tiene un precio de 955 euros– en Sardón de Duero (Valladolid), no es un elemento de resistencia. Todo lo contrario. Implica una garantía sobre los servicios que se prestan, así como la puesta en escena y la atención que se ofrece. “Para el cliente español puede ser caro, pero para el extranjero, España tiene unos precios muy atractivos si se compara con otras ciudades del mundo, en las que alojarse en un hotel de lujo o comer en un restaurante Michelin cuesta bastante más que en España”, asegura.

De hecho, según un estudio de precios, realizado el 17 de junio por The Hotel Factory a petición de este periódico, tras analizar las tarifas publicadas en Booking.com para los próximos 365 días, en habitación doble y solo alojamiento y con la advertencia de que pueden verse afectadas por la pandemia, París se sitúa a la cabeza del mercado de los hoteles de cinco estrellas (ver cuadro adjunto). La media de la noche en habitación doble y solo alojamiento en los hoteles George V (Four Seasons), Mandarin Oriental Paris y Crillon (Rosewood) es superior a los 1.000 euros.

En Londres, donde se han comparado los precios de Mandarin Oriental Hyde Park, Four Seasons en Trinity Square y del Hotel Ritz asociado a The Leading Hotels of the World, estos oscilan entre 546 euros y 810 euros. En Madrid, la tarifa media para los próximos 365 días, se sitúa en los 654 euros del Four Seasons, los 684 euros del Villa Magna, y los 864 euros del Mandarin Oriental Ritz.

Vista del hotel Abadía Retuerta, en Sardón de Duero (Valladolid).
Vista del hotel Abadía Retuerta, en Sardón de Duero (Valladolid).

Lo que garantizan este tipo de enseñas es la calidad y una reputación de marca, aunque según advierte Valero, hay hoteles que no están bajo el paraguas de un gran grupo hotelero y que se rigen por la misma excelencia. Y cita el caso del hotel que dirige, Abadía Retuerta LeDomaine, además de Finca Cortesin, en Casares (Málaga) o Marqués de Riscal, Elciego (Álava).

“En el precio que marcan estos hoteles, además de una estancia lujosa, van incluidos detalles de excelencia que redondean la experiencia del turista de lujo”, señala Julio Mangas, profesor de transformación digital en el máster en Dirección de Marketing Turístico de Esic, quien cree que tras el paréntesis de la pandemia, el rango de los precios de la hotelería española aumentará. “Ya no van a estar a cien euros, como han estado para atraer al turista nacional, sino que volverá a estar a niveles de 2019”. Lo que sí vaticina es que haya una saturación de la hotelería de lujo, que a su vez está cambiando, para bien, el paisaje arquitectónico de España.

El viaje comienza al hacer la reserva

Liderazgo. Mandarin Oriental es líder en tarifas en los cuatro destinos analizados por The Hotel Factory: Londres, París, Madrid y Barcelona. En el caso de París, Londres y Barcelona se trata de un producto consolidado, mientras que en Madrid es de nueva apertura.

Al alza. Las tarifas de Madrid y Barcelona frente a Londres y París, señalan los expertos de la citada consultora, reflejan que las dos ciudades españolas tienen margen de mejora. En 2019, según los últimos datos y no afectados por la crisis sanitaria, la tarifa media diaria de los hoteles de cinco estrellas de Madrid se situó en niveles inferiores, 194,2 euros, según datos de Statista, al promedio del total de la planta hotelera de París, lo que refuerza la capacidad de mejora con las ciudades europeas. En Barcelona era de 275 euros. “Las nuevas marcas harán que estas diferencias sean cada vez menores”, explica el socio director, Miguel Salom.

Reputación. La marca y la reputación son garantía de esa apuesta por el lujo. “Es un valor añadido, que nutre y complementa a una ciudad”, explica Julio Mangas, profesor de Esic.

Experiencia. Lo que busca un cliente en un hotel de lujo no es envaramiento, sino vivir una experiencia holística, explica Enrique Valero, de Abadía Retuerta. Y ese viaje comienza desde el momento de hacer la reserva.

Normas
Entra en El País para participar