El Ibex corta la racha alcista: cae un 1,5% en la semana y se despide de los 9.100 puntos

EE UU creó menos empleos de los esperados en mayo y aleja el temido tapering

Ibex pulsa en la foto

Recuperación contenida. Esa es la conclusión que se extrae de los datos de empleo de EE UU publicados el viernes. Después de sesiones de indecisión en la recta final de la semana se confirmó que el repunte de la economía estadounidense va acompañado de una mejora del mercado laboral, pero todavía queda margen para decir adiós a la crisis. En el mes de mayo la primera economía del mundo creo 559.000 puestos de trabajo, una cifra que se sitúa por encima de los 278.000 de abril, pero que es inferior a los 675.000 empleos que esperaba el consenso de Bloomberg.

Aunque la tasa de paro cae hasta el 5,8%, una décima más de lo esperado, los datos muestran las dificultades que están teniendo muchas empresas para cubrir las vacantes. Esto contribuye a alejar los fantasmas de retirada de los estímulos por parte de la Reserva Federal, una idea que ha ido cobrando fuerza en las últimas semanas después de conocerse que en la pasada reunión algunos miembros se mostraron a favor de empezar a discutir la reducción de las compras de activos. De momento no hay una fecha prevista para el tapering y el banco central ha reiterado que será paciente, pero la decisión de empezar a vender los bonos corporativos adquiridos tras el estallido de la crisis fue interpretada por el mercado como la antesala de la normalización monetaria.

La tranquilidad introducida por los datos de empleo no fue suficiente para devolver las compras al Ibex 35, que como ha venido sucediendo desde el inicio de mes, el viernes volvió a ser el peor índice de Europa con una caída del 0,59%. En una semana en el que la indecisión y la caída de los volúmenes de negociación han sido las señas de identidad, el selectivo español pierde un 1,48% y pone fin a siete semanas consecutivas al alza. Como señalan desde Allianz los inversores han reducido sus posiciones alcistas, un movimiento que lleva al Ibex 35 a alejarse de los máximos de 15 meses y perder la cota de los 9.100 puntos. A pesar de esta corrección los expertos de la firma se muestran optimistas y consideran que el entorno económico da margen para seguir apostando por los activos de mayor riesgo, una idea que también comparten los expertos de Bank of America que otorgan un potencial del 5% en el tercer trimestre a la renta variable europea.

El peor comportamiento que registró el viernes la Bolsa española obedeció al castigo de los bancos y las empresas turísticas que en las últimas dos jornadas se han visto perjudicadas las restricciones impuestas a sus ciudadanos para viajar desde el Reino Unido a los países de la UE y en sentido contrario. En la recta final de la semana Sabadell fue el vlor más bajista (-3,38%), seguido de Bankinter (-2,15%), Santander (-1,81%), CaixaBank (-1,54%) y BBVA (-1,31%). Amadeus retrocedió un 1%; Aena, un 0,88% e IAG, un 0,69%. En el lado opuesto se situaron PharmaMar (2,55%), Fluidra (2,32%) y Cellnex (1,85%). Las eléctricas, que en la semana se han visto penalizados los cambios normativos que prepara el Gobierno cerraron el viernes con signo mixto. Iberdrola cayó un 0,56% y Naturgy, un 0,23% mientras Endesa y Acciona sumaron un 0,23% y un 0,45%.

El resto de Bolsas europeas dejaron atrás la consolidación de sesiones pasada y aunque de manera moderada apostaron por las ganancias. El Dax alemán avanzó un 0,39%; el Cac francés un 0,12%; el Mib italiano, un 0,46% y el FTSE británico concluyó en tablas (0,07%). Al otro lado del Atlántico y coincidiendo con el cierre de los mercados europeos el Dow Jones sumaba un 0,3%; el S&P 500, un 0,67% y el Nasdaq, 1,39% en una jornada en la que el dato de empleo compartió el protagonismo con la reunión del presidente Joe Biden y la negociadora republicana para acercar posturas y aprobar el plan de infraestructuras.

El dato de empleo ayudó a contrarrestar las presiones inflacionistas que se vieron reforzadas en la última semana por la escalada de los precios del crudo. El Brent sumó más de un 3% y superó l barrera de los 71,5 dólares, máximos de dos años. Pese ello el compromiso de la Fed de mantener sin cambios los estímulos hasta recuperar el pleno empleo freno el alza de los rendimientos en el mercado de deuda. El bono de EE UU cayó al 1,55% mientras la deuda española a 10 años y el bund bajaron al 0,45% y el -0,23% frente al 0,47% y el -0,18% registrados una semana antes. El respiro otorgado por los datos de empleo es considerado por los analistas como algo momentáneo. Los expertos de Bank of America consideran que en un escenario de recuperación las tensiones inflacionistas cogerán fuerza y ven a la deuda estadounidense con vencimiento en 2031 en 2,5% a final de año.

Normas
Entra en El País para participar