Ser el Netflix de la movilidad urbana: el sueño de Whim y Wondo

La plataforma multitransporte finlandesa Whim absorbe la start-up de Ferrovial Wondo para consolidar el modelo ‘streaming’ del futuro de los viajes urbanos

Tres medios de transporte, en una calle de Londres (Reino Unido), en mayo.
Tres medios de transporte, en una calle de Londres (Reino Unido), en mayo. Getty Images

Hasta el año 2000, ser dueño de un reproductor VHS era la opción más popular, y casi única, para acceder a un sinfín de películas desde la comodidad de casa. Pero solo 15 años más tarde, el streaming irrumpió en el terreno hasta convertirse, actualmente, en la forma más común para disfrutar de infinidad de títulos desde el mismo sofá. Es este, precisamente, el tipo de giro tecnológico que MaaS Global quiere extrapolar hacia uno de los sectores más importantes de la vida diaria: la movilidad urbana.

Crear la mayor plataforma de movilidad es el objetivo que se ha planteado la empresa finlandesa. Ser el Netflix de la movilidad urbana. Esto es, dejar atrás el anhelo de ser dueño de un coche y cambiar hacia un concepto de movilidad que combine el uso del transporte público, bicicletas urbanas, patines eléctricos, taxis y coches de alquiler asequibles, desde la aplicación móvil Whim.

Y la misión no parece imposible. Desde su lanzamiento en 2017, Whim ya acumula más de 16 millones de desplazamientos en los países donde opera actualmente, como Finlandia, Reino Unido, Bélgica, Austria y Japón. Además, en Helsinki, la ciudad embrionaria de la app, uno de cada diez usuarios ya han dicho adiós definitivamente a sus automóviles, decantándose por el servicio de transporte impulsado por la finlandesa.

Caballería española de refuerzo: Wondo será Whim

“Somos como Netflix cuando todavía enviaba DVD por correo a la gente”, señaló Sampo Hietanen, consejero delegado y fundador de MaaS Global, a través de un comunicado, luego de adquirir la semana pasada el 100% de la de la start up Wondo, desarrollada por Ferrovial, para acelerar su plan de expansión. A cambio, el grupo presidido por Rafael del Pino entra en el capital de la finlandesa como uno de los accionistas individuales de referencia.

Interfaz de las app móviles Whim y Wondo.
Interfaz de las app móviles Whim y Wondo.

Wondo ha operado hasta ahora en Madrid, con planes de expandirse en España y Portugal. Según Hietanen, MaaS Global espera utilizar la red existente de Ferrovial para llevar también su servicio a Estados Unidos y Sudamérica. Así, la operación permite que ambas empresas complementen su alcance geográfico y la oferta de servicios. Esta ha sido la valoración de Ion Cuervas-Mons, consejero delegado de Wondo, quien afirmó que las dos compañías tienen una visión parecida sobre el futuro del sector de la movilidad urbana, una industria que se espera que alcance los 7.600 millones de euros para 2030, según estimaciones de Ferrovial.

Pero es esta misma industria la responsable, actualmente, de casi un 30% de las emisiones de CO2 en España, donde solo los desplazamientos por carretera suponen un 26,8% del total. Y aunque, según el Observatorio de la Sostenibilidad, el año de la pandemia produjo una caída del 17,9% de los gases que calientan la atmósfera con respecto a 2019, se espera que con el levantamiento de las restricciones tras el avance de la vacunación contra la Covid-19, se igualen los niveles de emisiones al año previo del coronavirus.

Un camión durante la protesta en Barcelona tras la entrada en vigencia de las zonas cero emisiones, en febrero de 2020. rn rn
Un camión durante la protesta en Barcelona tras la entrada en vigencia de las zonas cero emisiones, en febrero de 2020. Getty Images

En este contexto, Ferrovial —a través de Wondo— se suma a la cruzada de MaaS Global por reducir la contaminación y el tráfico, un cometido que ha contado hasta ahora con el apoyo de otros grandes inversionistas como BP, Mitsubishi y Toyota Financial Services. “Si queremos abordar las emisiones de dióxido de carbono (CO2) del transporte, tenemos que encontrar una forma de preservar la libertad de movimiento que te da tener un automóvil”, señaló Hietanen.

Llevado a la práctica, Whim ofrece desde su app móvil un planificador de rutas que sugiere la forma más eficiente de llegar de un lugar a otro. Así, en lugar de conducir un coche privado para recorrer la ciudad, los usuarios pueden combinar un patinete eléctrico con el transporte público o con un taxi de precio fijo. Y todo el recorrido puede ser reservado desde el móvil.

Además, da la opción de pagar directamente desde la aplicación los distintos medios de transporte, a medida que se van contratando, el denominado pay-as-you-go. Y para aquellos usuarios recurrentes, ofrece suscripciones como un streaming de la movilidad urbana, con paquetes de acceso ilimitado a viajes de 30 minutos en bicicletas o bonos de ticket de transporte a menor costo.

El servicio varía de ciudad a ciudad, pero Whim reúne ya a 300.000 usuarios alrededor del mundo que se han subido a este cambio en la forma de llegar de un punto a otro, en el que no se prioriza el coche particular. Y aunque estudios recientes en el Reino Unido y Países Bajos sugieren que las personas están aún muy apegadas a sus automóviles, otras ciudades como Helsinki ya dan pista de lo que dentro de 15 años podría ser el próximo Netflix de la movilidad urbana.

El aire limpio: propulsor de la felicidad

Parque Nacional de Koli, en Finlandia.
Parque Nacional de Koli, en Finlandia. Getty Images

La idea de Whim es crear un sistema de transporte tan eficiente que los usuarios prescindan de la necesidad de utilizar un automóvil. Según MaaS Global, esto a escala mundial se traduciría, en un declive drástico de las emisiones de CO2 o, en otras palabras, un aire más limpio. Estudios citados por la finlandesa explican que vivir en un ambiente con aire más limpio contribuye de manera medible a la felicidad y bienestar.

Para rematar el argumento, Finlandia, el país pionero de este concepto futuro de movilidad, tiene la mejor calidad de aire del mundo y, casualmente, también lidera el ranking de World Happines Report como el país más feliz del mundo.
Normas
Entra en El País para participar