Transporte urbano

Ferrovial y Moovit lanzan su ‘app’ conjunta para ser el “Netflix de la movilidad”

Disponible desde ayer en Madrid, operará en varias ciudades de España y Portugal. Integra coches compartidos, bicis, motos, patinetes y, pronto, taxis

El consejero delegado de Wondo, Ion Cuervas-Mons.
El consejero delegado de Wondo, Ion Cuervas-Mons.

Ferrovial quiere ir a por todas en el negocio de la movilidad urbana multimodal. Tras un año de pruebas con Wondo, su plataforma multitransporte, y después de sellar el pasado julio una alianza con la israelí Moovit (la app más importante del mundo de transporte público), la compañía lanzó ayer su apuesta definitiva: una nueva app conjunta con su socio, que operará bajo el nombre de Moovit, pero que integrará todos los servicios privados de movilidad urbana de Wondo.

El objetivo, dicen, es crear la app de movilidad pública y privada más completa de España y Portugal, los dos primeros países donde primero estrenarán el servicio. “Ayer se estrenó en Madrid, y a lo largo de los próximos seis meses lo lanzaremos en Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, Lisboa y Oporto. Después veremos otros países, pero aún no tenemos un plan definido”, señala a CincoDías el CEO de Wondo, Ion Cuervas-Mons.

El directivo explica que los usuarios que ya tengan Moovit en su teléfono solo tendrán que actualizar la aplicación. Wondo integra coches compartidos (Zity y Emov), motos compartidas (Ecooltra), patinetes eléctricos (Voi), BiciMad (servicio de bicicleta compartida de Madrid) y taxis. “Estos saldrán en unos tres meses”.

A través de la aplicación, los usuarios reciben información para planificar sus rutas y también pueden reservar y comprar los diferentes modos de transporte. “Hemos lanzado los Wondo tickets; un ticket universal que se pueden canjear en los distintos operadores. Tenemos tickets de 5 y 10 euros”, continúa Cuervas-Mons, que aclara que Wondo deja de existir como aplicación independiente, “pero tenemos la exclusividad con Moovit para todo lo que sean servicios de monetización”.

El CEO de Wondo justifica con dos razones el por qué de esta fórmula: “La velocidad tremenda a la que avanza esta industria de la movilidad urbana, que nos obliga a ir más rápido, y con Moovit accedemos a una importante cantidad de usuarios activos, y la tecnología ligada a la movilidad de la que dispone nuestro socio, que lleva mucho tiempo trabajando en este terreno”.

Cuervas-Mons no desvela ni la inversión hecha por Ferrovial en este proyecto ni datos sobre la previsión de negocio. “El primer paso es darnos a conocer y que la gente entienda que somos la mejor oferta para adquirir este tipo de servicios porque vamos a ofrecer diferentes ventajas por volumen de uso. Estamos trabajando en recompensas para las personas que usen más el servicio. Por ejemplo, si compran 10 Wondo tickets tendrán uno de regalo o habrá promociones de 3 x 2. Estamos trabajando en diferentes promociones para que la gente vea las ventajas de usar este tipo de servicios y reducir la necesidad de tener un vehículo propio”.

Según el directivo, el gasto medio anual por coche privado en Europa es de 6.000-7.000 euros. “y al final el coche no deja de ser un gran paquete de muchos servicios de movilidad, que con los nuevos servicios que hay hoy pueden crear paquetes más pequeños y, casi seguro, más baratos, porque al final serán más personalizados en función de dónde vives y del tipo de uso que haces”. “Nuestro objetivo a largo plazo es crear un Netflix de la movilidad, donde tu puedas tener acceso a todos esos servicios, incluido el transporte público, por una tarifa plana, y así poder tener un paquete lo suficientemente interesante para poder sustituir el coche privado. Estamos trabajando en ello, pero no tenemos una fecha concreta”.

Ferrovial admite que en el sector de la movilidad urbana hay mucha competencia, desde Uber o Cabify a Google Maps y muchas startups que buscan su espacio. También Renfe prepara su plataforma. “La pelea va a estar muy reñida”, admite el CEO de Wondo. Sin embargo, apunta que, a diferencia de lo que ocurre en otras industrias digitales donde una o dos empresas dominan el mercado, “aquí no creo que pase eso, porque es un negocio enorme, pero con mucha regulación local que hace que escalarlo a nivel mundial sea muy complejo y requiera mucha inversión. Yo creo que aquí ocurrirá como en la banca, donde la regulación PSD2 ha obligado a los bancos a abrir sus datos, permitiendo que haya más jugadores”.

"Yo creo que al final la regulación y los ayuntamientos lo que van a pedir es que estos operadores de servicio abran sus datos y puedan compartirlos a través de las APIs y los consistorios puedan planificar sobre lo que está pasando. No creo que la parte pública deje que una o dos empresas controlen el transporte público de una ciudad", remarca Cuervas-Mons.

Ferrovial ya cuenta con compañías como Zity (coche compartido) y Satelise, la aplicación que permite a los usuarios pagar el peaje desde el móvil en autopistas.

Normas