El Ibex se aleja de Europa y pierde los 9.200 puntos con el castigo a las eléctricas

El selectivo español retrocede un 0,1%

Agentes de Bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York, EE UU.
Agentes de Bolsa realizan su trabajo en el parqué de Nueva York, EE UU. EFE

Con la atención puesta en el dato de empleo que se publicará el viernes en EE UU en busca de pistas sobre los planes de la Reserva Federal la indecisión domina en las Bolsas. Por tercera jornada consecutiva el Ibex 35 se distanció del resto de índices europeos y aunque moderados concluye la sesión con un recorte del, descensos que le llevó a perder los 9.200 puntos. Esta barrera que en niveles intradía logró superar se convierte en la última resistencia a batir para prolongar la tendencia alcista, una corriente que lleva al selectivo español a avanzar un 13,7% en el año.

El sector eléctrico volvió una jornada más a ejercer de lastre para el Ibex 35. Los cambios en la retribución de las eléctrica pesa con fuerza en el mercado y aunque los mayores descensos de la jornada corrieron a cargo de las renovables (Solaria y Siemens Gamesa se dejaron un 4,58% y un 4,19%) Iberdrola (-1,33%) fue la que más puntos resto. En concreto la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán arrebató 17 puntos al selectivo. Destacados fueron también los recortes de Acciona (-2,18%) otra de las compañías afectada por el cambio regulatorio anunciado ayer por el Gobierno. Por su parte Endesa, que en niveles intradía llegó a caer un 1,73%, concluye la sesión en tablas (-0,09%). En el lado de los ascensos Amadeus (2,26%), Ferrovial (1,61%) e IAG (1,21%) se alzan como los valores con mejor desempeño.

En una semana en la que los inversores aguardan expectantes a los datos de empleo estadounidense y las declaraciones de los miembros de los bancos centrales, unas de las señas de indentidad de las Bolsas están siendo los bajos voúmenes de negociación. Esto contribuye a que los movimientos en la renta variable sean mucho más moderados. El Dax alemán suma un 0,23%; el Cac francés, un 0,5% mientras del FTSE británico y el Mib italiano avanzan un 0,39% y un 0,23%. Al otro lado del Atlántico, Wall Street ha cerrado plano en una jornada en la que el presidente de EE UU recibía a la principal negociadora republicana para debatir el plan de infraestructuras. Como señala desde Macroyield, republicanos y demócratas buscan acercar posturas después de que la oferta republicana de la semana pasada fuera rechazada.

Los mayores movimientos de la jornada se produjeron en el mercado petrolífero. Las perspectivas de una mayor demanda impulsa los precios del petróleo, a pesar de que la alianza OPEP+ acordó aumentar la producción en julio. El Brent se anota un 1,44% y supera los 71 dólares, máximos de mayo de 2019.

El aumento del precio del barril de crudo acrecienta las presiones inflacionistas en un momento en el que la subida de los precios amenaza con desatar una corrección en los mercados si finalmente los bancos centrales ajustan la política monetaria al nuevo escenario. Aunque el BCE y la Fed han reiterado que tendrán paciencia y que ven la subida de los precios como algo temporal los inversores no terminan de creérselo. Esto añade presión al mercado deuda con la rentabilidad del bono español en el 0,45% y el alemán en -0,19%.

Normas
Entra en El País para participar