Energía

Las eléctricas sufren otro día más en Bolsa a la espera del Consejo de Ministros

El Gobierno tiene intención de recortar la retribución de las centrales hidráulicas y nucleares

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Europa Press

Tras la fuerte sangría que las eléctricas sufrieron ayer en Bolsa, hoy vuelven a caer, aunque con menos intensidad. Iberdrola es la más penalizada hoy con un descenso del 0,9% tras encajar ayer un recorte del 2,4% mientras que las acciones de Endesa, que ayer sufrieron un batacazo del 5,7%, pierden hoy un 0,13% y Acciona está plano después de perder ayer un 2,6% al cierre de mercado.

El desplome de ayer se produjo después de que se conociera la intención del Gobierno de recortar la retribución de las centrales hidráulicas y nucleares. El Ministerio para la Transición Ecológica elevará al Consejo de Ministros, previsiblemente hoy, un anteproyecto de ley que persigue reducir la retribución de las centrales eléctricas no emisoras de CO2 (hidráulicas y nucleares) anteriores a 2005.

El objetivo es recortar lo que se conocen como "beneficios caídos del cielo" ("windfall profits") que supuestamente se llevan tecnologías "baratas", como la hidráulica o la nuclear, al ser remuneradas como las más caras (ciclo combinados) debido a que en el mercado eléctrico mayorista los precios se fijan mediante un sistema marginalista.

Según fuentes de Transición Ecológica, el Gobierno quiere compensar el impacto que está teniendo en el coste de la electricidad el alza de los precios del dióxido de carbono (CO2) y atajar las posibles consecuencias que esto pudiera tener en la recuperación de las economías domésticas e industrial.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, explica que si bien no entran a valorar esta decisión política desde un punto de vista cualitativo, "desde uno cuantitativo sí podemos decir que tendrá un impacto significativo en los ingresos y en los resultados de estas compañías, por lo que es muy probable que en los próximos días asistamos a revisiones a la baja de estimaciones, valoraciones y recomendaciones sobre estos valores por parte de los analistas".

No obstante, cabe señalar que desde el comienzo de la actual Legislatura, y teniendo en cuenta el contenido del programa de gobierno firmado por las dos fuerzas políticas que integran "el Ejecutivo español, el sector, como también era el caso del inmobiliario patrimonialista (SOCIMIS), estaba bajo amenaza de sufrir en cualquier momento cambios regulatorios, lo que elevó desde ese momento el riesgo de invertir en un sector por el que suelen apostar los inversores más conservadores, algo que quedó patente en la sesión de aye"r, añade Figares.

Y es que durante la jornada del lunes, las grandes eléctricas perdieron casi 3.670 millones de euros de capitalización bursátil. Endesa, que es el primer operador de energía nuclear en España, se dejó casi 1.430 millones de euros de capitalización.  Por su parte, Iberdrola, con importantes activos en hidráulica y en nuclear, se dejó casi 1.990 millones de euros de valor. También sufrió un importante revés Acciona que vio mermada su capitalización en casi 210 millones de euros. 

Los analistas de Sabadell apuntan que, a falta de conocer los detalles y el importe de la minoración de esta parte del CO2, la medida afectaría a aquellas compañías con mayor exposición a centrales nucleares e hidroeléctricas, donde Endesa contaría con un alto peso en su resultado bruto de explotación (Ebitda) de producción de ambas tecnologías, con en torno al 15% en 2020, frente al 8% en Iberdrola, el 5% Acciona y el 4% Naturgy.

No obstante, la entidad cree que la minoración de esa partida no debería ser muy significativa, dado que las tecnologías de respaldo son necesarias en el actual sistema marginalista de precios y el Gobierno ya se beneficiará y recaudará mucho más con las subastas de emisión antela escalada del precio del CO2.

De todas maneras Sabadell estima que la cifra de entre 800 y 1.000 millones de euros que tendría de impacto la medida representa casi el 5% del Ebitda del conjunto de las compañías.

Desde Bankinter, recuerdan que "no está claro que esta medida alcance el apoyo político suficiente para ser aprobada, ya que el Gobierno no tiene una mayoría suficiente en el Congreso. Además de los posibles obstáculos parlamentarios, estas medidas también se podrían enfrentar a posibles demandas de las compañías eléctricas en los tribunales. La nueva ley no estaría lista hasta principios de 2022".

Normas
Entra en El País para participar