Deporte

El fútbol europeo pierde hasta 8.000 millones en ingresos por la pandemia

La ausencia de público en los estadios supone la mitad del impacto

La UEFA anticipa cambios en su norma de Fair Play Financiero

El estadio Metropolitano de Madrid, vacío ante la celebración de la penúltima jornada de Liga.
El estadio Metropolitano de Madrid, vacío ante la celebración de la penúltima jornada de Liga. Getty Images

El fútbol europeo ha perdido unos ingresos de hasta 8.100 millones de euros en las dos temporadas que, hasta ahora, han estado afectadas por la pandemia. Este es el cálculo que hace la UEFA sobre el impacto que el Covid-19 está teniendo en el deporte rey del continente, según un informe hecho público este viernes en el que analiza cómo ha reaccionado el sector a la crisis sanitaria.

La UEFA proyecta una horquilla de entre 7.200 y 8.100 millones de facturación perdida. En ambos casos, la mitad corresponde a los ingresos de taquilla, la partida más afectada por la prohibición de asistencia a los estadios decretada desde marzo del año pasado. En la temporada pasada, según los datos de la UEFA, la caída de ingresos en esta variable fue del 30%, ya que dos terceras partes de los campeonatos se celebraron con normalidad.

En la que todavía está en juego ha caído a prácticamente cero. En España no se ha permitido la asistencia de público a primera y segunda división hasta el fin de semana pasado, y solo en regiones con una baja incidencia de casos. Además, la UEFA también estima que, aunque pueda volver el público con normalidad en la temporada que viene, habrá un efecto negativo dado el incierto deseo de los aficionados a volver a los estadios.

La siguiente partida más afectada han sido los acuerdos de patrocinio y otras actividades comerciales, como los tours o los museos de los estadios o la venta de productos oficiales. En este caso la horquilla es de entre 2.400 y 2.700 millones de euros, y a futuro el impacto también será negativo ya que los contratos a largo plazo estarán sujetos a una vuelta real y constante del público a los estadios.

Y por último, están los derechos televisivos. El hecho de que las ligas pudiesen acabar la temporada pasada, salvo excepciones como la liga francesa, permitió a estas poder salvar los contratos audiovisuales y evitar pérdidas millonarias. Sin embargo, la suspensión de partidos por casos de Covid-19 en equipos, o la necesidad de renegociar los contratos también genera una merma de entre 1.200 y 1.400 millones.

"Fue crucial completar la temporada 2019/2020 y también la 2020/2021. De no haber sido así, el fútbol europeo habría sufrido penalizaciones y descuentos que clubs y otros tenedoores de derechos televisivos no podrían haber afrontado", dice el informe de la UEFA.

Con todo ello, el informe estima que la facturación total del fútbol europeo en la temporada 2019/2020 llegó a los 20.700 millones de euros, 3.000 menos de lo esperado, y en la actual será de 20.400 millones, 4.200 menos de lo esperado, lo que sumadas ambas diferencias resulta en esos 7.200 millones que suponen la parte baja de la horquilla calculada.

Cambios en las reglas de control

Con todo ello la UEFA anticipa en el informe cambios en su sistema de Fair Play Financiero, que entró en vigor hace varios años para garantizar el punto de equilibrio en las finanzas de los equipos. "Es muy edificante pensar lo que habría sucedido si la pandemia hubiese impactado en el fútbol europeo a principios de la década de los 2010, antes de que las finanzas de los clubes hubiesen mejorado", presume la UEFA.

Sin embargo, la regla básica del Fair Play Financiero es que un equipo no puede presentar pérdidas en un plazo de tres años. La UEFA reconoce que esta norma "no estaba diseñada para afrontar las consecuencias de una crisis global, sino para parar el gasto excesivo y limitar los picos inflacionistas. Hoy los retos son diferentes. Muchos clubes pelean por sobrevivir, no se trata solo de gasto excesivo. Es una crisis de ingresos que requiere de forma urgente que los costes estén bajo control".

Por eso, dice, las normas futuras "deberán tener un foco más sólido en el presente y el futuro. Salarios y costes de traspasos, que están intrínsecamente conectados, representan la mayor parte de los costes de los clubes. Deben reducirse a niveles aceptables".

En este sentido, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, reconoció hace varias semanas que la UEFA le había consultado por la posibilidad de adaptar el sistema de control económico que se realiza en España a nivel europeo. Ese sistema proporciona a los equipos la cantidad máxima que pueden gastarse en el coste de sus plantillas, lo que incluye fichajes y traspasos, en cada temporada en base a sus ingresos y otras variables, como su deuda, amortizaciones, etc.

Normas
Entra en El País para participar