Los concesionarios calculan que la reestructuración de Stellantis afectará a 35.000 trabajadores en España

Faconauto pide al grupo surgido de la fusión de PSA y Fiat que ) que busque el "diálogo y el consenso"

Logos de Stellantis y Abarth.
Logos de Stellantis y Abarth. Reuters

La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha calculado que la reestructuración de la red comercial que anunció este miércoles Stellantis afectará a unas 329 empresas en España, de las que dependen más de 1.200 puntos de venta y posventa y más de 35.000 trabajadores.

Faconauto ha pedido al grupo automovilístico surgido de la fusión entre PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) que busque el "diálogo y el consenso" con los concesionarios a la hora de abordar el proceso. También ha subrayado que estará "vigilante" y que acompañará a los afectados en las siguientes fases.

Stellantis comunicó que cancelará los acuerdos de venta y distribución de servicios de todas sus marcas en Europa con un preaviso de dos años, por lo que seleccionará una nueva red poco después (para junio de 2023), basándose en unos factores y objetivos "clave".

Además, ha considerado "esencial" que se salvaguarden las inversiones realizadas por parte de las concesiones y que se asegure la capilaridad de las redes para seguir prestando el mejor servicio a los clientes.

"Como viene advirtiendo Faconauto, se pone de manifiesto una vez más la inseguridad jurídica que sufren los concesionarios, por lo que es urgente dotar a la distribución y reparación de vehículos de esa seguridad, de tal forma que existan unas relaciones comerciales justas, tanto para fabricantes como para concesionarios", ha resaltado la asociación.

Asimismo, ha advertido de que la situación que afronta ahora la red de Stellantis se puede repetir en el resto de grupos. De su lado, el presidente de la patronal de la distribución (Ganvam), Raúl Palacios, ha apuntado que el cambio de paradigma derivado de la digitalización obliga a reenfocar el negocio del sector, tal y como se conoce hoy en día, hacia la venta de servicios, con la gestión del dato como uno de sus principales activos.

En este sentido, Ganvam está apostando por el impulso de la transición de los concesionarios hacia operadores de movilidad, apostando por un modelo más equilibrado de colaboración con los fabricantes. En su opinión, los parámetros que marcan el actual modelo de relación marca-distribuidor están en revisión en un mundo basado cada vez más en la movilidad y menos en el producto. Un proceso que pasa "inevitablemente" por diseñar un nuevo modelo de distribución más eficiente.

"Tal y como el que planteamos en nuestro proyecto estratégico Ganvam NeXo, ecosistema 360 abierto y colaborativo orientado a proporcionar soluciones de movilidad a particulares, empresas e instituciones públicas", ha destacado Palacios.

En este contexto, ha recordado que desde la patronal de la distribución están activamente implicados para que el desenlace de las negociaciones con la red de distribuidores sea el más justo posible, especialmente con aquellos que tengan dificultades para amortizar sus inversiones y para aquellos cuya masa laboral dificulte la orientación hacia otras líneas de negocio.

Normas
Entra en El País para participar