Presidente mundial de NetApp

César Cernuda: “La apuesta por España como ‘hub’ digital elevará nuestra inversión en el país”

César Cernuda, presidente mundial de NetApp.
César Cernuda, presidente mundial de NetApp.

César Cernuda es el presidente mundial de NetApp, una compañía seguramente menos conocida y glamurosa que Amazon, Google o Microsoft, pero cuya actividad resulta clave en la actual economía del dato, pues su tecnología ayuda a las empresas a gestionar y almacenar sus datos, bien en sus propios centros de datos o directamente en la nube. El ejecutivo, de Luarca (Asturias), pasa por ser uno de los directivos españoles de mayor proyección internacional en la industria TIC. Antes de ocupar su cargo actual trabajó 23 años en Microsoft, donde fue presidente de la región Asia-Pacífico, presidente del área de Latinoamérica y vicepresidente corporativo mundial de la marca. Hace unos días, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, le condecoró con la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil por los lazos comerciales que ha construido entre España y Estados Unidos y por la promoción durante toda su carrera de la Marca España.

¿Por qué dejó Microsoft, justo cuando crecía de la mano de Satya Nadella? ¿Le pesa la decisión?

Fue una decisión emocionalmente dura después de 23 años trabajando allí. Tuve la suerte no solo de vivir la transición de Steve Ballmer a Satya sino también la de Bill Gates a Ballmer. Microsoft era mi casa. Pero creo que en NetApp estamos en disposición de escribir la siguiente página de la historia de la compañía, que está en el corazón de ese mundo de los datos cada vez más relevante. No somos tan conocidos como Microsoft, Google o Amazon, pero estamos ayudando a estas compañías, que son grandes socios nuestros, y a sus clientes a mover las aplicaciones al mundo de la nube, sin perder la visión de integridad de los datos y garantizando que funcionan con la misma velocidad, latencia y fiabilidad que si estuvieran en on-premise, es decir, en sus propios centros de datos.

¿Qué retos enfrentan las compañías que tienen cada vez más datos que almacenar y cómo les ayudan ustedes?

Los retos son enormes porque el mundo está cambiando a una gran velocidad y cuando pensamos en inteligencia artificial, en machine learning, en la nube (sea pública, privada o híbrida), el core de todo ello está en el mundo de los datos. Y la cuestión no es solo cómo se almacenan los datos, sino cómo se tratan estos cuando se habla más que nunca de privacidad y seguridad. NetApp es líder en determinadas tecnologías de almacenamiento (claramente en flash) y somos también una compañía de software centrada en los datos y enfocada a la nube. Nuestro objetivo es asegurar a las empresas que utilizan la información de forma fiable para dar sus servicios a sus clientes. En NetApp somos 11.000 personas en todo el mundo. En España llevamos presentes 21 años y el 74% de las empresas del Ibex-35 son clientes nuestros. Tenemos 40.000 clientes en todo el mundo, entre ellos también el 96% de las empresas del Fortune 500.

¿NetApp es agnóstica a la nube que utilicen sus clientes?

Totalmente. Esa es la propuesta de valor que estamos poniendo sobre la mesa, y donde pocas compañías son expertas. Nos da igual con qué nube trabajen las empresas, ya sea la de Google, Microsoft o Amazon, o que sea nube pública o privada. De hecho, es una realidad que la mayoría de las compañías prefieren usar varias nubes para no depender de un solo proveedor, y nosotros somos capaces de operar bajo distintas arquitecturas de forma transparente.

“Nuestra oportunidad de negocio es enorme porque cada vez hay más datos en el ‘cloud’ y trabajamos con Microsoft, Google y Amazon”

Según IDC, más del 50% de la infraestructura central de los centros de datos y el 75% de la infraestructura perimetral se venderá como servicio en 2024. ¿Cómo de preparada está NetApp para afrontar un escenario cada vez más cloud?

Históricamente, NetApp ha sido líder en el mundo del almacenamiento de los datos en los data center de los clientes, y es cierto que cada vez más datos van a residir en el mundo de la nube, pero hemos logrado dos cosas importantes que nos van a abrir grandes oportunidades de negocio. Una, que la misma tecnología (se llama Ontap) funcione bien tanto en los centros de datos de los clientes como en la nube como servicio, de modo que las empresas solo deben preocuparse de producir datos y decidir dónde los quieren poner, lo que les reportará menores costes de propiedad y servicios más baratos. Y dos, hemos logrado que los mayores proveedores de nube (Microsoft, Amazon y Google) no solo sean clientes nuestros sino también distribuidores de nuestra tecnología. Microsoft, por ejemplo, comercializa una tecnología para subir aplicativos a su nube que se llama Azure NetApp File, y detrás está nuestra tecnología, y lo mismo ocurre con Google Cloud, que tiene en su oferta NetApp CVX.

¿Qué previsión de negocio tiene NetApp para la parte de la nube?

Para el año fiscal 2025, nuestro objetivo es facturar 1.000 millones de dólares solo en el mundo cloud, lo que nos colocaría como una de las compañías más grandes en ese ámbito en los próximos tres o cuatro años. Según los datos del tercer trimestre de nuestro año fiscal 2021, hemos obtenido unos ingresos recurrentes anuales basados en la nube pública de 237 millones, un 186% más que el año anterior. Piense que en el mundo de la nube solo hemos visto la punta del iceberg. Se han movido a ella el área de ofimática, el correo, las videoconferencias, algunos aplicativos, pero la mayoría de las empresas no se atreven aún a llevar a la nube sus aplicaciones críticas, y nosotros estamos trabajando mucho para ayudar a que eso pase.

En el mundo cloud todos compiten y colaboran. Ustedes trabajan con Amazon Web Services, Google Cloud, Microsoft, IBM, pero lo que se ve desde la barrera es que los grandes se lo van a comer todo. ¿Temen el abrazo del oso o tener una gran dependencia de esas empresas? ¿Podría interesar a alguno de estos gigantes comprar NetApp?

Esto último debería preguntárselo a ellos. Nosotros tenemos una gran oportunidad de mercado y solo estamos centrados en aumentar el valor que ofrecemos a nuestros clientes y accionistas. Respecto al otro asunto, obviamente tenemos una dependencia, porque nosotros no queremos ser un proveedor de nube hacia los clientes, no es nuestro core business y no queremos competir ahí con ellos porque no tendría sentido. Ellos tienen unas economías de escala mucho mayores y pueden dar ese servicio de forma más económica, pero la dependencia es recíproca, pues para poder subir a sus nubes aplicaciones de misión crítica y que funcionen de manera eficiente necesitan nuestra tecnología. Nosotros llevamos más de 30 años invirtiendo ahí, somos un gran especialista en ese campo. Así que para todos es mejor trabajar en modo alianza. De cualquier manera, NetApp tiene más de 5.000 partners en el mundo, más de 100 en España, donde tenemos como socios a empresas como Telefónica.

“Del mundo de la nube solo hemos visto la punta del iceberg, pues la mayoría de empresas aún no se atreve a llevar ahí las aplicaciones críticas”

¿Si cada vez hay cada vez más datos a almacenar, cómo es posible que IDC diga que el mercado del almacenamiento está cayendo un 1,4% y, en el caso de NetApp, un 2%?

El almacenamiento de datos es muy extenso y hay múltiples tecnologías. En una que se llama PAS, el mercado está decreciendo en torno a un 6-8%, pero nosotros estamos planos, no decrecemos. Y luego está la tecnología flash, donde el mercado está creciendo aproximadamente un 7% y nosotros lo hacemos en un 15%, y eso en el mundo on-premise. Por tanto, estamos ganando cuota de mercado incluso en el mundo más tradicional de los datacenters locales. Más allá de la nube, donde somos un partner estratégico en el mundo corporativo. NetApp nunca ha querido competir en el mundo del consumo con un servicio de almacenamiento de fotos y otras informaciones. Estamos enfocados en el B2B.

Acaban de anunciar una reestructuración a nivel global con cambios en el modelo de comercialización y ventas. ¿En qué consiste?

Vamos a simplificar toda nuestra organización de ventas y modernizar nuestro go to market; vamos a operar con los clientes de una forma mucho más moderna y efectiva. Estamos preparando los cimientos del futuro que nos viene con un negocio mucho más de recurrencia, donde la compañía va a ofrecer muchos más servicios. El plan incluye mucha más inversión en capex para acelerar nuestra presencia en la nube (ahora tenemos una caja de 3.800 millones de dólares) y la creación de dos regiones, Norteamérica y mundo internacional (abarcando esta última EMEA, Iberoamérica y Asia-Pacífico). Yo voy a trasladarme a vivir a España porque parte del objetivo es llevar a cabo una expansión mucho mayor a mercados emergentes, como Europa del Este y África, y así estaré más cerca. Y hemos anunciado la incorporación para Norteamérica de Max Long, ex director de atención al cliente de Adobe y que también trabajó en Microsoft 20 años. Es una persona con gran bagaje en el mundo del software y en el de los servicios.

¿Prevén inversiones en España?

La acción reciente más importante ha sido la creación en marzo del año pasado del nuevo Digital Sales Hub en Barcelona para dar soporte a la región de EMEA. También seguimos invirtiendo para fichar más talento en el país (contamos con oficinas en Madrid, Barcelona, Bilbao y Sevilla) y tenemos algunos planes de cara a futuro que compartiremos en próximos meses. NetApp tiene un gran compromiso con España porque estamos viendo cómo Amazon, Microsoft y Google están abriendo regiones cloud en el país y muchas compañías están construyendo centros de datos. La apuesta por España como hub digital para el sur de Europa impulsará nuestra inversión en el país para dar servicio a todos esos nuevos data centers. Además, vemos un gran vínculo de España con Latinoamérica y en el anuncio que hicimos hace unas semanas creamos una nueva región que llamamos Iberoamérica, donde vamos a juntar Latinoamérica con España y Portugal para aprovechar sinergias.

Llevamos 21 años en España y el 74% de las empresas del Ibex son ya clientes nuestros

Los ingresos de NetApp crecieron en su tercer trimestre fiscal un 5% hasta 1.470 millones de dólares, pero sus ganancias netas cayeron un 34,3% hasta 182 millones. Parece que los márgenes se resienten. Forbes dice que el incremento de gastos de la compañía y el recorte en los márgenes de beneficio tras la apuesta por la nube podrían pasarles factura en bolsa. ¿Es así?

Piense que durante muchos años se nos ha visto como una compañía de hardware, donde los márgenes son menores. Y ahora estamos pivotando a ser una compañía de software cloud. Lo que estamos haciendo es invertir en el futuro de la compañía, y si apuestas por la nube sabes que debes invertir mucho en capex al principio. Cuando estás en un mundo de nube, hay muchas empresas que ni si quiera ganan dinero y tienen un valor en Bolsa enorme por el potencial que tienen. A Amazon le pasó durante un tiempo. Para mí, lo más importante en este momento es seguir creciendo, saber que la estrategia que tenemos de mantenernos en el mundo on-premise y en la nube, donde están los mayores crecimientos, es la correcta. No creo que apostar por los ingresos recurrentes que trae la nube suponga renunciar a los márgenes. Solo el año pasado fichamos a 100 personas dedicadas al mundo de la nube donde crecemos en torno a un 200%, así que la oportunidad que tenemos por delante es enorme y prevemos que nuestra rentabilidad en el futuro sea mayor.

Normas
Entra en El País para participar