Iberdrola gana un 19% menos en el trimestre al excluir la venta en Siemens Gamesa

El grupo registra un beneficio neto de 1.025 millones y reafirma sus previsiones para 2021

Iberdrola resultados Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Iberdrola registró un beneficio neto de 1.025 millones de euros en el primer trimestre, lo que se traduce en un descenso del 19,5% frente al mismo periodo de 2020 al no contar con los extraordinarios por la venta de su participación del 8,07% en Siemens Gamesa, que le supuso unos ingresos extra de 485 millones de euros.

Según ha detallado la compañía a la CNMV, sin tener en cuenta este efecto, el beneficio neto ajustado fue de 1.082 millones de euros, un 12,4% superior en la comparativa interanual.

La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán reportó un resultado bruto de explotación (Ebitda) hasta marzo de 2.814 millones de euros, un 2% mayor al del primer cuarto de 2020. Renovables (+27,8%) y Redes (+4,3%) impulsaron el resultado operativo bruto, mientras que el negocio de Generación y Clientes se vio afectado negativamente por los altos precios energéticos y los impactos meteorológicos adversos de Filomena (España) y México.

Excluyendo el impacto del Covid-19 y del tipo de cambio, de 65 y 231 millones de euros, respectivamente, el Ebitda ajustado fue de 3.110 millones de euros, un 12% más.

Iberdrola ha subrayado que, gracias a la evolución registrada por sus actividades y a un entorno regulatorio cada vez más alineado con la acción climática, reafirma sus previsiones para 2021, con un beneficio neto que se situaría entre los 3.700 y los 3.800 millones de euros y un dividendo con cargo al ejercicio de unos 0,44 euros brutos por acción, a abonar en 2022.

Por otro lado, la energética ha alcanzado una cifra de inversión récord entre enero y marzo de 2.507 millones de euros, lo que supone un fuerte incremento del 45% frente al primer trimestre del curso pasado. Dicha cantidad ha ido destinada en su mayoría a negocios de redes (50%) y renovables (42%). Por países, Estados Unidos (725 millones de euros), Brasil (698 millones de euros) y España (546,5 millones de euros) concentran cerca del 80% de la inversión. El resto lo completan otros mercados europeos, el Reino Unido y Australia.

"La aceleración de las inversiones nos permite crecer a un ritmo superior al previsto inicialmente, por ejemplo, en España, donde estamos generando más de 30.000 nuevos empleos en nuestros suministradores. Iberdrola está utilizando toda su fortaleza financiera y liderazgo al servicio de la recuperación económica de los países en los que estamos presentes", ha señalado el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán.

La empresa registró 6.000 nuevas incorporaciones a la plantilla en los últimos 12 meses, de las que 2.500 contrataciones han sido en el primer trimestre del ejercicio. La actividad de la empresa está permitiendo la generación de 100.000 empleos en toda su cadena de valor.

Baja la deuda

En los tres primeros meses del año, el grupo subraya que ha seguido mejorando su "solidez financiera". Redujo su deuda en más de 1.300 millones de euros, hasta los 36.305 millones, así como su coste, hasta el 3,3% (12 puntos básicos menos).

El flujo de caja aumentó un 7%, situándose en 2.270 millones de euros, y la liquidez alcanza los 17.000 millones de euros. Iberdrola asegura que es "suficiente" para cubrir sus necesidades durante los próximos 21 meses.

A marzo, la cartera de Iberdrola es de 78.000 MW, de los cuales 18.700 MW están en construcción y cubren el 100% de la capacidad instalada prevista hasta 2022 y el 75% de la estimada a 2025, que alcanzará los 60.000 MW renovables instalados. Solo en España, la compañía cuenta con derechos de conexión para 15.000 MW y terrenos para una capacidad equivalente.

De hecho, Sánchez Galán ha afirmado en una conferencia con analistas que la ejecución del plan estratégico 2021-2025 "va por delante de lo previsto", con unos ingresos superiores, una recuperación de la demanda tras el impacto del Covid-19 y la aceleración de inversiones, que tendrán un impacto positivo.

Iberdrola informó ayer de que ha conseguido culminar en Estados Unidos el largo proceso burocrático de concesión de permisos para la instalación de su primer parque de eólica marina en aguas jurisdiccionales de este país. El proyecto Vineyard Wind 1, que supone una inversión de 2.500 millones para generar 800 MW, ha logrado la aprobación federal definitiva para iniciar sus obras.

La empresa ha revisado al alza su cartera de proyectos y planes que presentará a los fondos europeos de Recuperación, Transformación y Resiliencia y aspira a movilizar una inversión total de 30.000 millones de euros, repartidos en una cartera de 175 proyectos.

Sánchez Galán también ha comentado la anulación del Tribunal Supremo de la retroactividad del canon hidráulico de 2013 y 2014, que el Gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy impuso a las eléctricas en 2015 por el uso o aprovechamiento de las aguas continentales para la producción de energía eléctrica.

El directivo ha asegurado que con dicha medida la devolución de la cifra cargada a las eléctrica no tendrá efecto sobre el consumidor a través del recibo de la luz. "Es algo que deben tratar las empresas y el Ministerio de Hacienda", ha indicado.

Respecto a los altos precios en el mercado eléctrico en Europa, y especialmente en España, ha explicado que se deben a los elevados precios del dióxido de carbono (CO2), con niveles en los 50 euros por tonelada, y del gas natural, unido en el caso español al impuesto del 7% a la producción. "Los precios del gas y del CO2 han aumentado y creo que esto ha influido en el precio de la electricidad", ha dicho.

Junta de accionistas

El consejo de administración de Iberdrola propondrá a la junta general de accionistas, que se celebrará el 18 junio, la distribución de un dividendo complementario con cargo a 2020 de 0,252 euros brutos por acción, lo que hará una retribución total de 0,42 euros brutos por acción, un 5% más.

Entre los puntos del orden del día también destaca la reelección del director general de negocios del grupo, Francisco Martínez Cóscoles, como consejero ejecutivo. Además, seguirán en el consejo, en su calidad de representantes independientes, tanto Juan Manuel González como Ángel Acebes. El número de miembros del organismo quedará fijado en catorce.

Normas
Entra en El País para participar