Airbnb rebate a Colau y asegura que ha creado 9.600 empleos en Barcelona

La capital catalana ha prohibido la concesión de licencias durante un año y los alquileres de habitaciones de menos de un mes

Brian Chesky, cofundador de Airbnb.
Brian Chesky, cofundador de Airbnb.

La batalla entre Barcelona y Airbnb promete más capítulos en los próximos meses. El ayuntamiento presidido por Ada Colau suspendió durante un año desde el pasado verano la concesión de licencias para pisos turísticos y hace un par de meses introdujo una modificación en el plan urbanístico que regula estas viviendas para prohibir el alquiler de habitaciones para turistas si no supera como mínimo el mes de duración. El impacto sin precedentes del coronavirus llevó a muchos propietarios de pisos turísticos al mercado del alquiler tradicional, aunque la vuelta a la normalidad, en especial lo que se refiere a la demanda nacional, ha vuelto a reavivar el apetito por el alquiler turístico.

Frente a las críticas del Ayuntamiento, que denuncia la concentración de turistas en determinados barrios, el exceso de ruido y fiestas y el encarecimiento del precio del alquiler, la plataforma ha hecho público un informe elaborado junto a Oxford Economics, al que ha tenido acceso Cinco Días, en el que pone en valor el poder para generar empleo allí donde cuenta con anuncios. Antes de la pandemia, Airbnb alcanzó el hito de contar con 7 millones de anuncios en todo el mundo, de los que 500.000 estaban en España y 20.000 de ellos en Barcelona.

El informe destaca que los anuncios de la plataforma han servido para crear 300.000 empleos en los 30 destinos más demandados del mundo. De ellos, 100.000 puestos de trabajo correspondieron a la restauración; 95.000 al comercio; 50.000 al transporte y 40.000 al ocio. Por destinos, París lidera esa clasificación con 50.000 empleos, seguida de cerca por Colombia (44.400) y ya muy lejos por Budapest (17.700) y Nueva York (16.800). Barcelona aparece en la décima posición, con 9.600 puestos de trabajo en la ciudad, entre los que se incluyen aproximadamente 3.000 en el comercio minorista, 2.800 en el sector de la restauración, 1.800 en el transporte y 1.300 en el ocio.

El estudio también analiza el impacto que tiene el volumen de anuncios y llegadas en la creación de empleo en cada destino. En el caso de Barcelona asegura que por cada 100 anuncios se crean 23 empleos y por cada 1.000 llegadas de huéspedes se generan otros 6 puestos de trabajo. La plataforma también aprovecha el informe para poner en valor los ingresos que genera entre los anfitriones que alquilan sus pisos. Una reciente encuesta de Airbnb a nivel mundial revelaba que el 40% de los anfitriones considera el alquiler como “una fuente de ingresos adicional necesaria para permanecer en las casas” y que el 45% usaba parte de sus ingresos para cubrir los gastos mensuales.

Normas
Entra en El País para participar