Distribución

Fridman podrá llegar hasta el 96% de Dia si los minoritarios no van a la ampliación

La junta votará el 31 de mayo la emisión de nuevas acciones a 0,02 euros

El magnate ruso Mijail Fridman.
El magnate ruso Mijail Fridman.

La ampliación de capital de 1.028 millones de euros diseñada por Dia ya tiene precio y fecha para ponerse en marcha. La compañía de supermercados someterá su recapitalización al voto de la junta de accionistas el próximo 31 de mayo. A partir de esa fecha empezará a correr el reloj para completar un proceso que desde la compañía esperan tener cerrado durante el verano, y en el que su primer accionista, Letterone, puede ganar todavía más peso en el accionariado.

Como informó ayer Dia a la CNMV, la operación se acometerá a través de la emisión de 51.387 millones de nuevas acciones, a un valor nominal de 0,01 euros y una prima de emisión por la misma cantidad, resultando en un precio por acción de 0,02 euros. El capital social de Dia en la actualidad, después de la ampliación realizada en noviembre de 2019, está compuesto por casi 6.678 millones de acciones, con lo que este se verá incrementado de forma radical.

Letterone tiene derecho a suscribir el 74,819% de esos nuevos títulos, equivalentes a 769,2 millones de euros. Esta cantidad corresponde al primer tramo de la ampliación, en la que el fondo fundado por el magnate ruso Mijail Fridman capitalizará los bonos comprados y las líneas de crédito concedidas a la compañía.

El tramo restante es el destinado a los minoritarios y en el que Letterone no tiene derecho a participar. Este se eleva a 258,5 millones de euros, también con un valor por acción de 0,02 euros y derecho de suscripción preferente. Solo su suscripción total permitiría a estos mantener su actual peso en el grupo. Del grado de participación de estos accionistas, que poco a poco han ido viendo diluida su participación en Dia, dependerá por tanto el grado de control que podrá alcanzar Fridman.

Este puede llegar a alcanzar el 96% del accionariado de la compañía una vez capitalice su deuda y si los minoritarios no acuden a la ampliación. Una opción extrema, pero hay que recordar que en la última ampliación estos accionistas no cubrieron el tramo dirigido a ellos. En aquella ocasión este fue de 187 millones, de los que estos accionistas suscribieron 138,5. El resto de las acciones fueron colocadas a inversores externos y una parte la cubrió Letterone.

Como indica el informe del consejo de administración de Dia sobre la nueva ampliación de capital, si no se completan esos 258,5 millones no se cubrirá lo que reste hasta llegar a esa cantidad.
El accionista que no acuda sufrirá una importante dilución en su participación, un temor que se reflejó ayer en la cotización bursátil de Dia. El valor, que en el último año apenas ha sufrido variaciones puntuales, se desplomó ayer un 16%, bajando de los 10 céntimos de valor.

La ampliación forma parte de un amplio acuerdo de financiación firmado con Dia y sus acreedores, con el que extendió hasta finales de 2025 el crédito sindicado de 973 millones firmado con Santander, BBVA o CaixaBank. Además, le permitirá recuperar el equilibrio patrimonial tras las pérdidas de 364 millones del ejercicio 2020.

Normas
Entra en El País para participar