Carlos Rodríguez: “Seremos de las cotizadas con mejor rentabilidad por dividendo”

La compañía debutará en Bolsa el jueves, con una valoración de 1.434 millones de euros

Carlos Rodríguez Ugarte, director financiero de Línea Directa Aseguradora.
Carlos Rodríguez Ugarte, director financiero de Línea Directa Aseguradora.

Carlos Rodríguez Ugarte (Madrid, 1969) afronta los días más intensos de su carrera profesional. En solo dos días comenzará a cotizar en Bolsa Línea Directa Aseguradora (LDA), la compañía en la que ostenta el cargo de director financiero y de compras corporativas. No será un estreno bursátil al uso. Línea Directa es una filial de Bankinter, así que cada accionista del banco va a recibir una acción de la aseguradora. Bankinter retendrá un 17,4% del capital en LDA, y se espera que otros accionistas históricos del banco, como la familia Botín y la familia Masaveu, también permanezcan en LDA tras salir a Bolsa, lo que daría un núcleo estable accionarial cercano al 40%.

¿Qué interés están percibiendo en el mercado?

Vemos que las presentaciones que estamos haciendo están teniendo muy buena acogida. Hay mucha gente a la que le gusta el valor y le gusta nuestra historia. Además, en inversores muy variados. Desde fondos que tienen un especial interés en el dividendo que vamos a repartir, que será uno de los más altos del mercado. Hasta otros gestores que lo que más valoran es que vamos a estrenarnos a un precio moderado y que tenemos mucho potencial de crecimiento a largo plazo. Ven que la valoración en 1.400 millones de la compañía tiene mucho recorrido.

¿Habrá ventas forzosas, por fondos cotizados que replican al Ibex y que tendrán que desprenderse de vuestras acciones?

Sí. Pero no es fácil de calcular qué porcentaje de los accionistas tendrán que vender. Para facilitarlo, el primer día de cotización, el jueves, LDA estará incluida en el Ibex 35, que ese día puntualmente tendrá 36 valores. Pero, en cualquier caso, no vemos que esas ventas forzosas vayan a ser muy importantes.

¿Está en la hoja de ruta de LDA acabar entrando en el Ibex?

No. Es algo que no está en nuestra hoja de ruta.

Habéis comprometido con el mercado repartir entre los accionistas el 70% del resultado...

Es un suelo. Es decir, que al menos repartiremos en dividendos ese porcentaje. Siempre hemos sido una compañía con un ‘payout’ muy alto, y lo vamos a seguir siendo. Vamos a convertirnos en una de las cotizadas españolas con mejor rentabilidad por dividendo y, claramente, en la aseguradora que lidera esta métrica.

¿No es un nivel excesivo? ¿No podrían plantearse el bajarlo para crecer y ganar tamaño?

Desde que se creó Línea Directa hace 25 años ha demostrado que se puede tener un fuerte crecimiento orgánico al tiempo que tienes una política de reparto de dividendos generosa. A esta compañía siempre le ha gustado crecer póliza a póliza. Ahora bien, si en el futuro se planteara una posible operación corporativa, serían los órganos de gobierno los que tendrían que decidir si sacrifican parte del dividendo para acometer esa operación.

¿Y reducir el dividendo para invertir más y ganar cuota?

Bueno, hay que tener en cuenta que nosotros estamos ya invirtiendo más de 30 millones de euros anuales en tecnología. Además, somos uno de los mayores anunciantes de este país, lo que nos da una gran notoriedad. Creo para crecer más y ser más digitales no se trata solo de gastar más, sino de analizar muy dónde gastar.

Una de las claves de LDA es la eficiencia en el gasto...

Sí. Nosotros no gastamos en mediadores, no tenemos oficinas. Nuestra forma de darnos a conocer al público es directamente con la publicidad. Así ganamos notoriedad y los clientes se acercan a pedir precio para sus seguros. También tenemos un importante gasto en personal, con una plantilla de 2.500 empleados de los 1.500 son teleoperadores, nuestra fuerza comercial. El resto de gastos son muy planos. Creo que es una de las grandes virtudes de la compañía, que luego se puede trasladar a precios más bajos.

¿Cuándo rebasará LDA los 1.000 millones de euros de facturación?

Es difícil de decir. El año pasado fueron 899 millones e euros. Pero hay que tener presente que la pandemia sigue aquí, y que la situación económica es difícil. Tarde o temprano alcanzaremos esa cifra.

¿Cuándo esperan que entre en beneficios su filial de seguros de salud?

Vivaz tiene ahora 90.000 clientes. Creo que hasta que no alcance los 180.000 clientes no llegaremos al ‘break even’. Pero las tasas de crecimiento están siendo muy fuertes, como nos pasó cuando lanzamos nuestro seguro de hogar. Además, la estructura de costes está siendo muy ligera. No nos corre mucha prisa. Estamos siendo muy cuidadosos con no asumir riesgos excesivos en la captación de clientes. Estamos atrayendo a muchas personas que nunca habían tenido un seguro de salud. Tal vez dentro de un par de años estemos en beneficio.

¿Qué ‘free-float’ tendrá la compañía al debutar en Bolsa?

En principio va a ser del 82,6%. Ahora bien, hay algunos accionistas institucionales históricos, como Cartival, el vehículo de inversión de la familia Botín, que tiene cerca del 20%. Y la familia Masaveu, con otro 4,3%. Lógicamente, son soberanos de hacer lo que consideren con su participación. Ahora bien, estas familias están muy ligadas a Línea Directa desde su fundación. Fue precisamente don Jaime Botín quien trajo el proyecto a España, de la mano de Royal Bank of Scotland.

Entonces, ¿Línea Directa tendrá un núcleo duro accionarial del 40%?

Sí, aproximadamente.

¿Y sería posible que en unos años viéramos a un gran grupo asegurador comprar LDA?

Los inversores institucionales siempre han valorado mucho la independencia de la compañía. Bankinter compró el 50% que no controlaba de Línea Directa, en 2009, a Royal Bank of Scotland. Y desde entonces ha generado muchísimo valor. Los inversores históricos tienen el foco en que siga siendo una compañía independiente y que siga creciendo sola.

¿Se plantean llegar a comprar o crecer fuera de España?

Tenemos puesto el foco en el crecimiento orgánico, porque nos ha funcionado muy bien, con 7% de cuota en seguros de coche y margen para crecer. Y dos proyectos más jóvenes, en hogar y salud. Esta es nuestra apuesta. Nos dedicamos en un 99% a vender seguros. Sin más. No estamos en la batalla del crecimiento inorgánico. Además, sobre el papel y el Excel hay operaciones que pueden parecer interesantes, pero luego no lo son.

Normas
Entra en El País para participar