Adiós a los DM molestos.
Adiós a los DM molestos.

Instagram te dejará filtrar mejor los mensajes directos (abusivos) que recibes a diario

Son medidas para terminar con los perfiles intrusivos.

Las redes sociales son un buen lugar para conocer gente, sus trabajos, hablar con ellos y disfrutar de maravillas que muchos publican al calor de su talento. Pero por desgracia, también son un lugar donde haters y amargados no paran de incendiar las conversaciones o discutir sobre cualquier nimiedad. Algo que termina llegando, queramos a no, a nuestros mensajes directos (DM) con agresiones verbales, insultos y cuestiones todavía peores.

Así que como no estarás dispuesto a leer comentarios ofensivos o abusivos en tu particular zona de descanso de Instagram, desde la red social propiedad de Facebook han decidido que hay que poner coto y terminar con prácticas así. Aunque solo sea por el bien de los cientos de millones de personas que se toman las cosas con calma y, sobre todo, en su justa medida y sin estridencias.

Instagram sabe cómo atajarlo

Ha sido a través de una publicación oficial en el blog de Instagram donde los responsables de la compañía han dado el interesante dato de que una mayoría relevante de "los mensajes de odio o no deseados" provienen en su mayoría de solicitudes de DM. Es decir, de mensajes directos de aquellos perfiles que nunca antes han interactuado con la persona víctima de estos comentarios y que, muy posiblemente, tampoco se tengan en sus respectivas listas de seguimientos.

Adiós a los mensajes directos molestos.
Adiós a los mensajes directos molestos.

De esta manera, lo que han decidido desde la red social no es otra cosa que comenzar a filtrar por tipos de palabras clave y emoticonos que han sido recomendadas por algunas de las principales asociaciones contra la discriminación y el acoso. Como imagináis bien, ese trabajo se ha llevado a cabo en suelo norteamericano, por lo que contará con cierto sesgo enfocado a ocuparse de alguna de esas lacras que azotan por aquellas latitudes, como es el racismo.

De esta manera, cuando Instagram detecte una palabra, emoticono o frase concreta que invite a pensar que se está produciendo algún comentario con tintes de odio o acoso, se filtrarán para determinar si ese DM es potencialmente abusivo o no. Ahora bien, para ponerlo en marcha, será el usuario el que tenga que activarlo, a través de una función dentro de la privacidad llamada "Palabras ocultas" que, cuando encuentre algún mensaje potencialmente conflictivo, lo enviará a una carpeta específica donde no podremos leerlo hasta que lo solicitemos expresamente. Según la red social, todos estos nuevos controles se pondrán en marcha a lo largo de las próximas semanas en varios territorios de todo el mundo. Por lo que todavía nos queda un poquito antes de empezar a respirar tranquilos cuando de mensajes directos se trata.

Normas
Entra en El País para participar