Iberia limita al 30% la facturación que logrará este verano con respecto a la de 2019

Augura que 2022 será un año de transición y que no se recuperarán los niveles precisis hasta 2023

Avión de Iberia aparcado en el aeropuerto Adolfo Suarez Madrid Barajas.
Avión de Iberia aparcado en el aeropuerto Adolfo Suarez Madrid Barajas.

Los retrasos en el calendario de vacunación, la falta de armonización en las normas para contener la pandemia y la falta de horizonte del negocio han llevado a Iberia a ser muy conservador respecto a si habrá recuperación del tráfico aéreo en verano. “Puede ser parejo al del año pasado y si el ritmo de vacunación sigue a buen ritmo, se podría alcanzar el 30% de la facturación de 2019. Prevemos que el año de vuelta a normalidad será 2022 y que lleguemos a niveles precrisis en 2023”, ha recalcado Guillermo González Vallina, jefe de ventas de Iberia para España, Portugal y Norte de África, en una jornada organizada por Madrid Foro Empresarial.

La aerolínea, que forma parte del gigante IAG, tiene previsto anunciar su calendario de rutas para verano el jueves, en el que la capacidad para viajar en España solo crece hasta el 58% del total. “Las claves para elevar o reducir la capacidad aérea cambian cada día. El ritmo de vacunación y el descontrol normativo influyen mucho”, ha asegurado el directivo de Iberia. En su opinión, la generación de reservas está viniendo de países, como México o República Dominicana, en los que se combina la flexibilidad con la seguridad. “En España veremos algo de recuperación si hay movilidad y si se define una normativa única y clara para los turistas”. De ello dependerá, según González Vallina, que se eleve del actual 42% al 58% la capacidad para volar de la aerolínea a partir de junio.

En esa misma línea de cautela, Gabriel García, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros (AEHM), avanzó las actuales cifras de la industria hotelera en Madrid, con solo el 50% de los hoteles abiertos y con niveles de ocupación que empiezan a subir, pero que no llegan al 30%. “Dependemos de la situación sanitaria, necesitamos ayudas directas y Madrid va a lanzar bonos turísticos para viajeros nacionales e internacionales”, recalcó García, sin dar más detalles sobre la iniciativa que liderará el Gobierno de Isabel Díaz-Ayuso. Unas malas cifras que contrastan con el apetito inversor en los hoteles en Madrid, con 30 proyectos en marcha, de los que ocho son establecimientos de lujo. “Es uno de los destinos mundiales que tiene más recorrido en la actualidad”, ha asegurado García. Al igual que Iberia, la patronal hotelera madrileña retrasa la vuelta a la normalidad hasta 2023 y considera que este año se acelerará la recuperación del turismo nacional, donde se llegará a un 70% de los niveles precrisis, y apenas cambiará la demanda internacional, que se quedará en un 20% respecto a los niveles de 2019.

Normas
Entra en El País para participar