La industria química aprueba un alza salarial del 2% en 2022 y 2023 para 300.000 empleados

El nuevo convenio regula el derecho a la desconexión digital y la compensación por el teletrabajo

Carles Navarro, presidente de la patronal Feique.
Carles Navarro, presidente de la patronal Feique.

Empresas y sindicatos cerraron a última hora del miércoles un preacuerdo para renovar el convenio general de la industria química, que afecta a 300.000 trabajadores. El pacto, pendiente de ratificación por los representantes de las organizaciones, se ha cerrado tras cuatro meses de negociaciones y fija una subida salarial del 1% para 2021, que se aplicará a partir del 1 de julio de este año, y un alza del 2% para 2022 y 2023.

El convenio también incluye una cláusula de revisión salarial por la diferencia entre la suma de los IPC de los años 2021, 2022 y 2023 y la suma de los incrementos pactados para los referidos años. Un texto con el que los trabajadores tratan de blindarse ante subidas superiores de los salarios frente a los precios. Si bien en 2019 y 2020, los trabajadores ganaron poder adquisitivo por el mayor incremento de los salarios frente a la inflación, en el primer trimestre de 2021 los precios han registrado un alza del 1,3% anual.

Las principales novedades del convenio se refieren a la regulación del teletrabajo, que se ha generalizado desde que estalló la crisis del coronavirus en marzo de 2020. El convenio establece que la compensación económica y la dotación de medios se pactará por acuerdos entre empresa y trabajadores. En su ausencia, la firma pagará 35 euros al mes para aquellos empleados que teletrabajen a tiempo completo. La indemnización será equivalente al porcentaje de la jornada en la que se trabaje en remoto. El pacto también incluye un nuevo artículo, en el que se contempla el derecho a la desconexión digital de las personas trabajadoras.

 

Normas
Entra en El País para participar