Ford plantea 630 despidos en Valencia ante un ajuste de la producción

En estos momentos, la factoría está aplicando un ERTE por el cual parará entre el 22 de marzo y el 1 de abril

Ford ha planteado este lunes a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción para 630 personas en la planta de Almussafes (Valencia), lo que supone el 9,5% de la plantilla, ante un ajuste de la producción.

La compañía lo ha comunicado al comité de empresa en una reunión para convocar la mesa de negociación, aunque los trabajadores no han recibido la memoria explicativa del expediente, según fuentes sindicales.

En estos momentos, la factoría de Almussafes, con unos 6.650 trabajadores, está aplicando un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), según el cual parará su actividad entre el 22 de marzo y el 1 de abril debido a la falta de componentes y a la adecuación que necesita para la producción del motor GDi.

Ya comenzó marzo sin días de producción completa, tras realizar paros de producción en enero y febrero y, salvo algunos días de enero, la planta no ha llegado a la producción de 1.640 unidades prácticamente ningún día en lo que llevamos de 2021 después de un año de pandemia, en el que se ha producido una bajada de la demanda de automóviles.

Ford España ha explicado que, aunque la demanda del Kuga continúa siendo fuerte, la de los otros vehículos producidos en la planta valenciana [S-Max, Galaxy y Mondeo] se está reduciendo debido a que los clientes prefieren cada vez más todocaminos y crossovers. La marca también baraja la opción de eliminar el turno de noche.

Como consecuencia, el volumen de producción en la planta se va a ajustar a principios de abril con unos 280 vehículos diarios menos [hasta 1.360 unidades] para adaptarse a las nuevas necesidades de mercado según CC OO.

"Estamos trabajando con los sindicatos para iniciar un proceso de consultas para realizar los ajustes necesarios en la plantilla. Valoramos mucho a nuestros empleados en Valencia y trabajaremos constructivamente con el comité de empresa para minimizar el impacto en nuestros empleados, sus familias y la comunidad local", señalan desde la compañía.

Todo ello en un contexto marcado por la crisis del Covid-19, el Brexit y la "incertidumbre" entre los clientes a la hora de elegir entre modelos eléctricos, híbridos o de combustión. El próximo 30 de marzo se reunirá el comité de empresa Europeo y abordará la situación de la compañía en todo el continente, mientras que al día siguiente se reunirá el comité de empresa de Ford Almussafes.

Normas
Entra en El País para participar