Valoración de los resultados

Los analistas prevén una corrección de Inditex después de subir un 51% en 12 meses

Fijan como precio objetivo los 28,89 euros frente a los 30 actuales y destacan la solidez del negocio pese al impacto de la pandemia

Inditex pulsa en la foto

Conocida la valoración de los inversores a las cuentas de Inditex, las firmas de análisis no se han hecho esperar. Apenas 24 horas después de que el grupo textil hiciera públicos los resultados de su último ejercicio fiscal, un periodo marcado por la pandemia, los departamentos de análisis de la banca de inversión se han apresurado a actualizar sus valoraciones. Inditex, que en lo que va de año sube un 15,2%, se enfrenta al reto de mejorar sus cifras y prolongar el rally, una tarea que a juicio de las últimas revisiones no será sencilla. El consenso de los analistas consultados por Bloomberg fija como precio objetivo los 28,89 euros por acción. Es decir, considera que después de la revalorización del 51,2% que acumula desde los mínimos de marzo, la compañía podría corregir un 3,7%. Esto no impide que la mitad de las casas de análisis que siguen al valor aconsejen comprar acciones, frente al 38,2% que recomienda mantener y el 11,8% que aconseja vender.

Entre las firmas más optimistas con el futuro del negocio y la evolución en Bolsa de la compañía se encuentra Bankinter. Los expertos de la entidad destacan que a pesar de que los resultados del grupo se han visto fuertemente impactados por el Covid-19, el modelo de negocio sigue siendo sólido. Una buena muestra de ello es la posición neta de caja que se ha ampliado hasta los 7.560 millones, cifra que representa el 8,3% de la capitalización bursátil. Junto a ello los expertos señalan el recorte en hasta un 17% de los costes operativos, la reducción de los inventarios y el crecimiento de las ventas online y de las físicas cuando no hay restricciones. “El plan estratégico 2020-2022 insiste en el modelo integrado de tiendas y ventas online lo que redundará en una mayor rentabilidad y una menor intensidad de capital”, apuntan. Todo ello ha permitido a la compañía retomar su política de dividendos con un pago de 0,7 euros por acción fraccionado en dos cupones –uno ordinario de 0,22 euros y otro extraordinario de 0,48 euros–. El importe a distribuir supone el doble de lo abonado con cargo a 2019 (0,35 euros), un pequeño caramelo para los inversores en un contexto de sequía en lo que a retribución al accionista se refiere. Con todos estos datos sobre la mesa, los analistas de Bankinter reiteran su recomendación de comprar títulos de la firma y elevan el precio objetivo dos euros hasta los 31 euros por acción, una valoración que supone otorgarle un potencial de subida del 3,33%.

Más cautela muestran desde Barclays. Los expertos de la entidad británica consideran que los resultados del cuarto trimestre han sido sólidos, pero no espectaculares. En un contexto en el que los analistas esperan que poco a poco la actividad recupere parte del ritmo perdido con la puesta en marcha de las restricciones, desde Barclays mantienen la recomendación actual en igual que mercado y elevan un 8% el precio objetivo hasta los 28 euros por acción, por debajo de los 30 euros de ayer al cierre. Esto no impide al departamento de análisis del banco elevar sus previsiones de beneficios por acción un 2% para 2021 y un 5% para 2022 pues considera que el buen inicio de año (la caída de la facturación a tipo constante se moderó al 15% en febrero y al 4% en la primera semana de marzo) y la mayor visibilidad sobre el ritmo de reapertura de tiendas –Inditex espera que todas sus tiendas estén abiertas para el 12 de abril– son un buen catalizador. Pero no todo son noticias positivas. Los expertos de Barclays creen que la recuperación de las ventas y de los márgenes será probablemente más lenta que la de algunos de sus competidores como la cadena sueca H&M debido a su surtido más “de moda” y a su posicionamiento de precios más elevado.

Los más pesimistas con el futuro de la cadena textil son los analistas de Credit Suisse, críticos habitualmente con Inditex, que no dudan en calificar de fracaso sus resultados. “La previsión para el año en curso es de unos márgenes generales planos, lo que supone el tercer año consecutivo de márgenes planos”, destacan. Con este contexto como telón de fondo los expertos de la entidad recomiendan infraponderar y fijan como precio objetivo los 24 euros por acción, valoración que implica una corrección del 18,4%. “Nuestra principal preocupación sigue siendo la pérdida de cuota de mercado en internet y el desapalancamiento de las tiendas de tiendas debido a la disminución de la densidad de ventas en las mismas en un 15%, y consideramos que Inditex está sobrevalorada, dado que el crecimiento de las ventas a medio plazo está por debajo del 5% anual y los márgenes, que esperamos que sean planos en el mejor de los casos”, afirman.

El departamento de análisis de Goldman Sachs ha aprovechado la presentación de las cuentas para mejorar su valoración. Aunque mantiene sin cambios la recomendación en neutral eleva el precio objetivo a los 30,5 euros desde los 28,5 euros anteriores. Esto va acompañado de un aumento del 5% del beneficio por acción para 2022 hasya los 1,085 euros y un alza del 2% para 2023 hasta los 1,262. Entre los riesgos a la baja los expertos apuntan a la inflación de los costes, la disponibilidad de tiendas bien ubicadas, el desvanecimiento de la demanda mundial, el impacto negativo del tipo de cambio y un brote prolongado de coronavirus. Por contra entre los principales catalizadores el departamento de análisis señala a un final rápido de la pandemia, el aumento de la cutoa de mercado por la retirada de los competidores y un aumento del ebit gracias a la reducción de los costes.

Normas
Entra en El País para participar