Ábalos anuncia que las partidas para vivienda se reforzarán con 2.000 millones de los fondos europeos

Una quinta parte de los 10.000 millones adicionales que España recibirá de Bruselas irá para la Agenda Urbana

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Europa Press

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, adelantó este miércoles en el Congreso de los Diputados que el Gobierno destinará a las políticas de vivienda otros 2.000 millones de euros, procedentes de los 10.000 millones adicionales que recibirá España de Bruselas para ejecutar entre 2021 y 2023. Si España movilizase esta cuantía a lo largo de este ejercicio, el presupuesto para vivienda crecería un 89%, hasta los 4.250 millones de euros.

De esta cantidad, 2.250 millones ya estaban contemplados en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021, según los datos del libro amarillo presentado a finales del pasado mes de octubre. Los otros 2.000 millones procederían, ha confirmado el ministro, de los 10.000 millones adicionales que España recibirá de la Comisión Europea para ejecutar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

A comienzos del pasado enero, Bruselas modificó el criterio de reparto de las transferencias directas que recibirán los Estados miembros del fondo de recuperación comunitario. Así, los 69.437 millones de euros comprometidos inicialmente para España se incrementaron un 15%, hasta los 79.796 millones de euros que se repartirán entre 2021 y 2023. De estos 10.359 millones extra, ha explicado Ábalos, 2.000 irán para la vivienda.

De esta nueva cantidad, según detalló el ministro, 1.000 millones se destinarán a impulsar la rehabilitación de edificios, mientras que los otros 1.000 millones irán para incrementar el parque público de vivienda social y asequible.

El dinero comunitario, sin contar con los 2.000 millones provenientes de la reformulación del criterio de reparto, ya sirvió para que el presupuesto dedicado a la vivienda aumentase un 360% entre los PGE de 2021 y los de 2018, los últimos vigentes. La dotación para vivienda, sin tener en cuenta el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE, ascendía a los 602 millones de euros, un incremento del 25% respecto al año anterior. A través del fondo, sin embargo, se financiarán actuaciones por otros 1.651 millones de euros, lo que totaliza unos recursos de 2.253 millones de euros para esta rama.

Esta cifra se dividía, a grandes rasgos, entre los programas de rehabilitación y los destinados a la vivienda social, según el plan elaborado por Mitma. En el primer grupo, la recuperación económica y social en entornos residenciales como la vivienda y los barrios recibirá 1.550 millones de euros, la mayor partida. La rehabilitación sostenible de edificios públicos obtendrá 81 millones y la rehabilitación arquitectónica, otros 30 millones.

En el segundo de los grupos, el que atañe a la vivienda social, el plan de vivienda para el alquiler asequible canalizará 215 millones, mientras que el Plan Estatal de Vivienda con cargo a 2021 recibirá otros 354 millones. Ahora, según ha adelantado el ministro, cada una de las dos partidas se vería reforzada con otros 1.000 millones de euros.

Ábalos ha anunciado este nuevo reparto tras una pregunta de la diputada del PP Ana María Zurita por su política de vivienda, en la que solicitó al ministro si el Gobierno va a imitar la medida que ha permitido la expropiación temporal de uso a grandes tenedores de 56 viviendas vacías en Baleares.

"El Gobierno no realiza expropiaciones de viviendas", respondió el ministro, quien aseguró que no va a destinar ni un euro a este tipo de actuaciones. "La veo muy perdida en materia de vivienda", añadió Ábalos, que más tarde sentenció que "molesta que realmente hagamos política de vivienda" y destacó que "han bajado los precios del alquiler" y que el parque público impulsado por el Gobierno alcanza ya las 50.000 viviendas, contando con las aportadas por la Sareb y las entidades financieras.

Normas
Entra en El País para participar