Resultados empresariales

La pandemia sume al Ibex en unas pérdidas históricas de más de 8.000 millones

Solo entre Repsol, Santander e IAG perdieron casi 19.000 millones

La pandemia sume al Ibex en unas pérdidas históricas de más de 8.000 millones pulsa en la foto

Las empresas que componen el Ibex 35 han sufrido, en su gran mayoría, los graves efectos económicos que la pandemia del Covid-19 provocó durante el año pasado.

Entre las 35 compañías que componen el selectivo sumaron unas pérdidas que superaron los 8.300 millones de euros, un nivel histórico en lo que ha transcurrido de siglo XX. El precedente más cercano hay que encontrarlo en 2012, cuando los resultados negativos alcanzaron los 6.190 millones, debido a las pérdidas históricas en las que incurrió Bankia de 19.050 millones, y que siguen siendo un récord para una empresa española. Hay que tener en cuenta que Inditex dará a conocer sus resultados anuales el próximo 10 de marzo, y para este análisis se han utilizado los datos de cierre del tercer trimestre.

La explicación que hay detrás de las abultadas pérdidas de 2020 en el conjunto del selectivo puede encontrarse en los resultados, básicamente, de tres empresas: Santander, IAG y Repsol. Entre ellas sumaron unos resultados negativos de casi 19.000 millones, siendo las más elevadas las de la entidad financiera. En este caso fueron de 8.771 millones tras aumentar las dotaciones para hacer frente al Covid-19 hasta los 12.173 millones. Se trata de los números rojos más abultados de la historia de Santander.

También lo son los 6.923 millones que perdió IAG, el holding dueño de las aerolíneas Iberia, Vueling y British Airways, en el que fue el peor año de la historia de la aviación. La caída de la demanda por la crisis sanitaria y las restricciones impuestas por los diferentes países hizo reducir sus ingresos en un 69%, con una caída del 75,5% en la venta de pasajes. 2021 seguirá siendo un año difícil, o así al menos lo prevé la empresa, que estima que no recuperará los niveles de 2019 hasta al menos 2023.

El podio de las mayores pérdidas del año lo completa Repsol, con 3.289 millones tras acometer unos importantes deterioros sobre sus activos por culpa del Covid-19. La compañía energética encadena dos ejercicios consecutivos con unos números rojos muy elevados, ya que los de 2019 aún fueron mayores, de 3.816 millones.

Mirando al conjunto del selectivo, los datos señalan que 12 de las 35 compañías que lo componen cerraron con pérdidas y 23 con beneficios. En 2019 solo cuatro perdieron dinero. Además, solo 11 mejoraron sus resultados respecto al año anterior, además de Repsol: Acciona, Acerinox, ArcelorMittal [que redujo pérdidas de 2.000 millones a 606], Enagás, Endesa, Iberdrola, Telefónica, Viscofan, Pharma Mar y Solaria, estas dos últimas debutantes en el índice.

En general las compañías energéticas que cotizan en el Ibex 35, salvo la mencionada Repsol, tuvieron un buen comportamiento durante el año pasado. La que más creció fue Endesa, con un beneficio de 1.394 millones, un 715% más que en el año anterior, en el que acometió un ajuste de activos de más de 1.400 millones por el cierre de las centrales de carbón. Eso sí, sus ingresos se redujeron un 13,5% hasta 19.258 millones.

Iberdrola incrementó sus ganancias un 4,2% hasta 3.610 millones y Enagás lo hizo en un 5%, alcanzando los 444 millones. Telefónica fue junto a la eléctrica la única de las grandes del Ibex que mejoraron su resultado, en su caso un 38,5% hasta 1.581,7 millones, pese a una reducción del 11% en sus ingresos.

Ganadores y perdedores

En el lado de las curiosidades dentro de aquellas empresas que tuvieron un buen 2020, destaca el hecho de que solo dos experimentaron crecimientos en ingresos, ebitda y beneficios: Viscofan y Solaria. La primera, la única vinculada al sector alimentario del Ibex, ganó 122,5 millones un 16% más; su ebitda creció otro 16,6% hasta 234; y sus ingresos lo hicieron un 7,3% hasta 912 millones, beneficiada por el mayor consumo doméstico.

Solaria ganó 30 millones, un 27% más; tuvo un ebitda de 49, un 55% mejor; y sus ingresos crecieron un 48% hasta 64 millones.

En el lado negativo, las compañías que sufrieron un mayor recorte en sus ingresos, y también incurrieron en pérdidas, fueron las que están más expuestas al sector turístico. La hotelera Meliá perdió el 70% de su facturación e incurrió en unos números rojos e 596 millones; el gestor de reservas aéreas Amadeus ingresó un 61% menos y perdió 505 millones; y Aena menguó en un 50% su facturación y tuvo un resultado neto negativo de 127 millones.

Tampoco le fue mejor a los bancos. Sabadell, Bankia, Bankinter, BBVA, Caixabank cerraron en positivo, pero reduciendo de forma significativa sus rentabilidades. De ellos solo Bankinter mejoró sus ingresos.

Normas
Entra en El País para participar