Hacienda cede y da más poder decisorio a las regiones sobre las ayudas europeas

Las comunidades aprueban un nuevo reglamento que les da mayoría de voto

Solo Madrid, Murcia, Galicia y Cataluña rechazan el texto

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno ha cedido a las reclamaciones de las comunidades autónomas y ha terminado por darles un mayor poder decisorio sobre la gestión de las ayudas europeas en camino. El viernes, las regiones votaron mayoritariamente a favor del nuevo reglamento de organización y funcionamiento de la Conferencia Sectorial del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el órgano de cooperación entre el Gobierno central y las autonomías en la materia, dando luz verde a un modelo que permitiría a los territorios torcerle el brazo al Ejecutivo central si actúan coordinados.

El nuevo texto fue propuesto por el Ministerio que dirige María Jesús Montero, después de la protesta generalizada que generó el modelo inicial en la primera Conferencia Sectorial, el 21 de enero. En aquel reglamento, Hacienda se arrogaba los mismos votos que todo el bloque autonómico, más un voto de calidad en caso de empate. La presión de las regiones, y de los principales partidos de la oposición a escala nacional, llevó a Montero a promover otra fórmula radicalmente opuesta: cada uno de los miembros del Pleno, tanto Hacienda como cada autonomía, contará con un voto y se reservará otro para la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), si bien el Ministerio conservará un pronunciamiento de calidad para resolver posibles empates.

El nuevo planteamiento gozó de un amplio quorum. Según la información recabada por este periódico, de los 23 votos emitidos el viernes, solo cuatro fueron en contra, los de Madrid, Cataluña, Galicia y Murcia, mientras que regiones como Andalucía se abstuvieron.

Aún así, incluso regiones tan combativas con el texto inicial como Madrid celebraron el cambio en el sistema y su voto en contra fue para reclamar otros cambios. En una carta dirigida a Montero, a la que tuvo acceso este diario, el consejero de Hacienda de la región, Javier Fernánez-Lasquetty, reclamó para la Conferencia Sectorial “una mayor capacidad decisoria respecto al reparto de los recursos” y una “mayor frecuencia” de reunión, “al menos una vez cada tres meses”.

Conviene recordar que, tal y como subrayó Montero en la primera reunión del órgano y así recoge el reglamento aprobado, este cónclave no tendrá poder decisorio sobre el reparto entre las regiones de los 72.000 millones de euros en subvenciones europeas que va a recibir España (unos 27.000 este mismo año). Bruselas concederá los fondos para proyectos concretos, no para su reparto por territorios, y, de hecho, realizará desembolsos progresivos en función de la consecución de hitos. Así, serán las conferencias sectoriales de cada área de actuación, lideradas por los distintos Ministerios, las que decidan qué montante va a cada autonomía en función de los proyectos que hayan presentado estas o las empresas de la zona. El papel de la conferencia territorial será el de facilitar la canalización de los fondos, supervisar el desarrollo de los proyectos y tender los puentes necesarios entre la administración central, autonómica y local para llevarlos a cabo con éxito.

291 millones para los ayuntamientos

El Gobierno aprobó el viernes la asignación de 291 millones de euros a las entidades locales. Según el Ministerio de Hacienda, de esa cantidad, 249,2 millones se destinan al Fondo de Ordenación (que permite dotar de liquidez a las entidades locales con algún tipo de riesgo financiero), y 41,8, con cargo al Fondo de Impulso Económico (que atiende las necesidades de aquellas administraciones locales que están saneadas financieramente). El reparto, difundido por el Ministerio, deja como principal beneficiaria a Andalucía, cuyos ayuntamientos reciben 164,6 millones, seguida de Madrid, con 36,4 millones. Entre ambas, recoge Europa Press, concentran el 69% de fondos.

Normas
Entra en El País para participar