Calviño promete “seguir dando ayudas” hasta que “tengamos un crecimiento fuerte”

La vicepresidenta económica confía en que la recuperación se consolide en el segundo semestre del año permitiendo a España liderar el avance económico de la UE en 2021

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

El Gobierno confía en cumplir las expectativas que la Comisión Europea ha incluido en su actualización de previsiones económicas de este jueves y en que España lidere la recuperación económica de toda la UE en 2021 gracias, fundamentalmente, a un fuerte rebote del PIB en el segundo semestre del año. Mientras tanto, la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, ha prometido “seguir dando ayudas” y manteniendo en marcha estímulos y redes de protección del empleo y el tejido productivo hasta que “tengamos un crecimiento fuerte”.

Así lo ha manifestado la vicepresidenta, y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital en la inauguración del Euroforo Vocento Next Generation EU, durante la que ha admitido que aún quedan por delante un periodo complicado bajo la sombra del Covid-19.

Calviño ha subrayado los esfuerzos ya desplegados por el Estado, que ha invertido 40.800 millones en contener el impacto laboral de la crisis mediante los ERTE o las prestaciones de ces de actividad, ha movilizado 115.000 millones de euros en créditos con avales del Instituto de Crédito Oficial y ha realizado transferencias excepcionales a las comunidades autónomas para que estas se ocupen de conceder ayudas directas a empresas.

A este respecto, la vicepresidenta ha subrayado que el Gobierno acaba de modificar el marco nacional de ayudas públicas, pendiente de aprobación por Bruselas, para poder “dar ayudas, hasta el 31 de diciembre, de mayor envergadura para acompañar al tejido productivo en esta fase final” de la crisis.

“Todos somos conscientes de que a pesar de que el proceso de vacunación muestra la luz al final del túnel, todavía quedan semanas muy complicadas, de que esta fase final está siendo muy larga y de que las empresas, trabajadores y ciudadanos estamos deseando llegar a ese momento final”, ha dicho.

“Tenemos que seguir dando esas ayudas y ese apoyo para que podamos contar con una base sólida para la recuperación en la segunda mitad del año”, ha sostenido. “Todas las previsiones apuntan a una fuerte recuperación en la segunda parte del año, gracias a la respuesta nacional” y al plan de recuperación, y “en eso vamos a seguir en los próximos meses hasta que tengamos un crecimiento fuerte”.

En cuanto a la actualización de las previsiones económicas de la UE, que eleva del 5,4% al 5,6% el crecimiento de PIB estimado para España en 2021 (frente al 7,2% inercial dibujado por el Ejecutivo), Calviño ha celebrado que se espere que “España sea, de los grandes países de la UE, el que más crecimiento tenga” este año y el próximo.

El Plan de Recuperación

En cuanto al Plan de Recuperación y Resiliencia, que contienen las inversiones y reformas propuestas por España a la UE para acceder a las ayudas comunitarias en camino, Calvió ha pedido paciencia a los empresarios interesados en participar.

De momento, ha dicho, su Ministerio trabaja en pulir junto a Bruselas los 30 componentes del plan, que son grandes áreas de actuación en cuanto a digitalización, transformación medioambiental, refuerzo de la formación profesional, reforma laboral, fiscal y de pensiones, entre otros aspectos, con el objetivo de entregar la versión antes de finales de marzo (aunque tiene margen para hacerlo hasta el 30 de abril).

“Nuestro objetivo es presentar el plan en este primer trimestre del año, que las instituciones europeas lo aprueben en junio y que, a partir de la segunda parte del año, comiencen a canalizarse los recursos que financie en los mercados la Comisión Europea” para desembolsar esas ayudas, ha detallado.

Calviño ha recordado que, en todo caso, España no tendrá que esperar a la llegada de los fondos para poder iniciar los proyectos aprobados puesto que el Presupuesto General de 2021 ya adelanta los 27.000 millones que se esperan para este año, vía deuda.

La vicepresidenta ha asegurado que “la colaboración público-privada será esencial y se irá desplegando en los próximos meses cuando se lancen los procesos competitivos para ir viendo dónde vamos a canalizar los recursos”. Los proyectos, ha aseverado, además, “llegarán a las pymes, corazón de nuestra economía”.

“El plan tiene un objetivo macroeconómico claro: contrarrestar el impacto negativo sobre actividad economía y del empleo en la pandemia”, a fin de “impulsar la inversión público-privada, el crecimiento económico y la creación de empleo de calidad”, para recuperar los 1,5 millones de trabajadores que han perdido su empleo y a los que lo han visto suspendido por un ERTE.

En el camino por delante, ha dicho, será fundamental “avanzar en la vacunación” y “seguir protegiendo el tejido productivo y el empleo”, a fin de sacar partido al fuerte endeudamiento en el que ha incurrido el país para pagar la factura de la pandemia.

Calviño ha concluido asumiendo que esta hoja de ruta permitirá que “España sea uno de los motores de la recuperación económica, de la modernización y del progreso para el conjunto de la Unión Europea”.

Normas
Entra en El País para participar