Meliá, Barceló, Riu e Iberostar se unen para captar 2.000 millones en fondos de la UE

Diseñan un proyecto para regenerar 12 zonas turísticas maduras, entre ellas Benidorm, Magaluf o Torremolinos

 Turistas en la playa de Benidorm
Turistas en la playa de Benidorm

Meliá, Barceló, Riu e Iberostar, las cuatro grandes hoteleras españolas en destinos de sol y playa, han unido sus fuerzas para captar dinero del Fondo de Reconstrucción de la UE, que otorgará 70.000 millones a España. Las cadenas, que suman 250 hoteles y 70.000 habitaciones en España, han elaborado junto a la consultora FI Group, especializada en el asesoramiento de proyectos de I+D+i, un proyecto remitido al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuyo monto de inversión alcanza los 2.000 millones de euros para los próximos cinco años.

El plan persigue la renovación y reposicionamiento de los destinos turísticos considerados como maduros mediante una estrategia de colaboración público-privada, ya que, según las empresas, "permitirá avanzar hacia un modelo más sostenible y competitivo de la industria turística española, generando un impacto muy importante en la cohesión territorial y social, además de contribuir a la doble transición verde y digital establecida por la Unión Europea".

Las actuaciones se centrarían en doce destinos maduros con una planta hotelera avejentada y con un diseño urbanístico poco alineado con las actuales prioridades medioambientales. Se trata de Magaluf y Playa de Palma (Mallorca), Arona y Adeje (Tenerife), Benidorm (Alicante), Lloret de Mar (Girona), Puerto de la Cruz (Tenerife), San Bartolomé de Tirajana (Las Palmas), San Antoni de Portmany (Ibiza), Costa Calma (Fuerteventura), Teguise (Lanzarote) y Torremolinos (Málaga). "La iniciativa que presentamos redundará en un beneficio común para empresas y residentes de diversos sectores presentes en los destinos. Tenemos una gran oportunidad de reposicionar nuestros destinos turísticos como líderes para la nueva era del turismo, fomentando un modelo de turismo más cualitativo, equilibrado y sostenible, e impulsando el bienestar social, laboral, económico y medioambiental en las comunidades”, resaltó Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá.

Esta propuesta es la segunda presentada por la industria turística para captar fondos europeos. La primera, esbozada la semana pasada, reunió a 70 compañías del sector, que presentaron otro proyecto que apostaba por la modernización del sector a través de la sostenibilidad de los activos hoteleros, la gestión eficiente del negocio turístico y la digitalización de los procesos y de la experiencia del cliente. Para ello solicitaban un montante de 5.800 millones procedentes del Fondo Europeo de Reconstrucción.

Normas
Entra en El País para participar