Operación de IFM

La opa sobre Naturgy deja en el aire la presentación del plan estratégico en febrero

La compañía ya pospuso la fecha debido a la venta de su filial chilena

Francisco Reynés, presidente de Naturgy-
Francisco Reynés, presidente de Naturgy- EFE

La opa de IFM sobre el 22,7% de Naturgy ha dejado en el aire los planes de la energética para presentar en febrero su nuevo plan estratégico. La compañía tenía previsto ofrecer en el segundo mes del año las principales líneas que marcarán su actividad en los próximos años, pero la opa del fondo australiano ha supuesto un cambio de escenario.

La posible entrada de nuevos consejeros, unido al baile en el reparto accionarial, puede provocar que la presentación se posponga de nuevo. Analistas como Bank of America y fuentes del sector apuntan hacia ello. Naturgy no hizo ayer comentarios al respecto.

En un principio Naturgy tenía previsto detallar su nueva hoja de ruta en otoño de 2020. Sin embargo, la venta de su filial chilena de redes eléctricas Compañía General de Electricidad (CGE) por 2.570 millones de euros a State Grid International Development, anunciada en noviembre, obligó a retrasar la presentación del nuevo plan hasta febrero. En ese momento la compañía explicó que la operación suponía un impacto relevante en términos de reducción de la deuda de Naturgy, ya que el comprador, State Grid, aceptó asumir el pasivo de la filial chilena.

Después de esta venta, el presidente de la compañía, Francisco Reynés, avanzó algunas pinceladas sobre la estrategia que seguiría Naturgy y explicó que comenzaba una nueva etapa en la que primaría una mayor rotación de activos con el objetivo de que la empresa sea más predecible y estable. También adelantó que seguiría el principio de invertir lo desinvertido, pero centrándose en economías con monedas fuertes (euro, dólar y libra esterlina). Se trataba de una segunda fase del plan, cuyos detalles ampliaría en febrero de este año, pero que ahora queda en el aire, de momento.

Las fuentes consultadas reconocen que Naturgy no ha tomado ninguna decisión en firme al respecto.

En realidad, los grandes objetivos estratégicos que venían del plan presentado en 2018 se han cumplido en buena parte, por lo que era de esperar que Naturgy reenfocase las anteriores líneas y expusiera con mayor detalle su apuesta por la inversión en renovables, ya que en el último plan no hacía gran hincapié en este apartado y en cambio sus competidores han anunciado recientemente ambiciosos objetivos con inversiones milmillonarias.

De hecho, Naturgy afronta los dos próximos años en una posición diferente al periodo 2018-2020. Mientras en la primera etapa de su plan estratégico la compañía se centró en el ahorro y la desinversión en activos no esenciales para el grupo, ahora parte con una buena situación de caja para lanzarse por las renovables.

En cierta medida, la compañía energética ya ha dado comienzo a esa política expansiva de inversión en energía verde. A mediados de enero Naturgy confirmó su entrada en el mercado de energía renovable de Estados Unidos con la compra, a través de su filial Naturgy Solar USA, del 100% de los intereses económicos en Hamel Renewables, que posee una cartera de proyectos solares de 8 GW y 4,6 GW en almacenamiento de energía.

De esa cartera, 25 proyectos que suman 3,2 GW en energía solar y 2 GW de almacenamiento podrían estar operativos antes de 2026. Pero el plan de Naturgy es aún más ambicioso y prevé inversiones por hasta 1.480 millones de euros durante los próximos cinco años para disponer de una potencia operativa de 1,6GW en 2025, a la vez que mantiene la posibilidad de desarrollar el resto de proyectos del vehículo adquirido hasta un total de 8 GW de energía fotovoltaica hasta 2030.

Igualmente, en la primera subasta renovable de 2021 en España, Naturgy se ha adjudicado 235 MW (38 MW eólicos y 197 MW fotovoltaicos), en el preludio de lo que se espera que sea su transformación verde.

Normas
Entra en El País para participar