Naturgy vende su filial chilena por 2.570 millones y acelera su apuesta renovable

La venta a la china State Grid International Development dará al grupo español 400 millones en plusvalías

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, durante la firma de la venta de CGE al grupo chino State Grid.
Francisco Reynés, presidente de Naturgy, durante la firma de la venta de CGE al grupo chino State Grid.

Naturgy ha cerrado una gran operación estratégica dentro del proceso de transformación que atraviesa el grupo. La compañía presidida por Francisco Reynés anunció este viernes la venta del 96,04% que posee en la filial chilena Compañía General de Electricidad (CGE) por 2.570 millones de euros. El comprador es State Grid International Development (SGID), un vehículo de inversión del gigante China State Grid (la mayor eléctrica del mundo). Esta operación dotará a Naturgy de capacidad financiera para abordar su apuesta por las energías renovables.

Aunque la venta se ha acordado por los citados 2.570 millones de euros, la operación valora a CGE en 4.312 millones de euros en términos de valor de empresa (sumando capital y deuda), ya que State Grid asumirá la deuda que mantiene la compañía chilena. En la presentación a analistas que se realizó este viernes tras el anuncio de la operación, Naturgy explicó que el grupo chino ha pagado entre 1,5 y 2 euros más por acción de la valoración que hacían el mercado y los analistas sobre CGE, que valoraban la compañía en unos 2.300 millones de euros.

Teniendo en cuenta otras métricas, el precio de venta supone 17,8 veces el ebitda de CGE, que fue de 257 millones a cierre del septiembre de este año. Además, la operación proporcionará a Naturgy plusvalías de 400 millones de euros antes de impuestos.

El cierre de la venta a State Grid está pendiente de recibir la aprobación por parte de las autoridades de competencia en ambos países, aunque Naturgy espera finalizarla en febrero de 2021. La compañía española ha estado asesorada en el proceso por Citi, mientras que Santander y BBVA han prestado sus servicios a al grupo estatal chino.

A pesar de que CGE es el mayor negocio de Naturgy en Chile, la compañía ha recalcado que este movimiento no supone una salida del país latinoamericano ni del todo el perímetro de CGE, ya que aún mantiene el negocio de redes de gas y de generación de energía renovable.

Plan estratégico a febrero

Por otro lado, el principal efecto que tendrá la operación en las cuentas de la mayor empresa de gas española será un gran recorte de deuda. La compañía calcula que le permitirá reducir en 3.900 millones su deuda neta gracias a la desconsolidación de la de CGE y a los ingresos en efectivo obtenidos. De esta forma, la deuda pasaría de los 14.700 millones de euros con que cerró a septiembre de 2020 a 10.800 millones al acabar 2020.

La operación tendrá poco impacto en el beneficio neto de Naturgy para 2020 y en el flujo de caja libre. No obstante, Naturgy ha decidido retrasar su Capital Markets Day y plan estratégico a febrero, cuando presenta resultados anuales, pues dicho impacto obliga a hacer un proforma.

Esta operación supone un hito en la estrategia para acelerar en energías renovables dado que se trata de la primera gran desinversión desde 2018 dentro de su política de rotación de activos, después de haber vendido activos maduros en Moldavia, Italia y Kenia. Naturgy se disparó este viernes un 7,8% en Bolsa (la mayor subida del Ibex) tras anunciar la venta de CGE.

Normas
Entra en El País para participar