En EE UU, hasta los ricos tienen una mala atención sanitaria

La tasa de mortalidad materna de los estadounidenses con más ingresos es mayor que la del ciudadano promedio de otros países desarrollados

En EE UU, hasta los ricos tienen una mala atención sanitaria
reuters

La asistencia sanitaria de EE UU es cara, pero se supone que es la mejor para los que pueden pagarla. Empero, un nuevo estudio publicado en JAMA Internal Medicine muestra lo poco que se benefician incluso los más ricos. Aunque los ciudadanos blancos que viven en el 1% y el 5% de los condados más ricos presentan mejores datos de salud que los de los pobres, están a la zaga en áreas clave respecto de los ciudadanos promedio de otros países.

EE UU gastó en salud el 18% del PIB en 2018, según Peterson-KFF. El gasto medio en países comparables fue de solo el 10%. Y el quintil más rico de la población de EE UU supone un 43% más de gasto que el más pobre, según un estudio de 2016 publicado en Health Affairs. Eso explica que se piense que los americanos ricos reciben la mejor atención del mundo.

Pero eso puede no ser cierto. El estudio de JAMA muestra, por ejemplo, que la mortalidad materna en el 1% de condados más ricos está en torno a 10 por cada 100.000 nacimientos, menos de la mitad de la tasa del país; pero el promedio entre 12 naciones desarrolladas es de 3 por cada 100.000. Algo similar ocurre con la supervivencia a 30 días tras sufrir un ataque cardíaco.

Eso sí, EE UU puntúa entre los mejores en supervivencia de cáncer de mama, por ejemplo. Y las poblaciones no son las mismas: los estadounidenses están generalmente más gordos y son más sedentarios que otras nacionalidades.

Aun así, es una prueba más de que algo anda mal. Tener un médico de referencia ayudaría. Una encuesta oficial señala que los estadounidenses con afecciones complejas tienen un promedio de más de 12 doctores, lo que aumenta las probabilidades de interacciones entre medicamentos o de que se ignore a los pacientes. La situación podría mejorar con más visitas a domicilio por parte de enfermeras.

Evaluar y pagar a los médicos en función de los resultados, en lugar de por las prescripciones y los procedimientos, también traería ganancias. Y una mayor igualdad en materia de salud beneficiaría a todos, algo que debería ser evidente en una pandemia.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías