Empleo

La fórmula de CC OO contra la temporalidad: restrigir despidos a cambio de ajustes de jornada

El líder sindical reclama al Gobierno que no concrete en exceso las propuestas de reforma laboral y de pensiones en Bruselas para no "capar" el diálogo social

El secretario general de CCOO, Unai Sordo.
El secretario general de CCOO, Unai Sordo.

Para acabar con la excesiva dualidad del mercado laboral español, tal y como está reclamando Bruselas, "hay que tocar numerosas piezas a la vez", ha asegurado hoy el secretario general de CC OO, Unai Sordo, durante la presentación de la agenda del sindicato para los próximos meses. Entre esas piezas estaría, según sus planes, "restringir el despido" y, al mismo tiempo, acordar medidas estructurales de flexibilidad interna --alternativas al despido-- como la reducción de horas de trabajo en caso de crisis.

Si bien dicho ajuste, vía horas, supondría una merma salarial para el trabajador que, en opinión de Sordo, debería compensarse con una prestación pública, como ocurre con el modelo alemán de ERTE estructurales. Pero esto exigiría, añade el líder sindical, establecer un mayor control a las empresas en el uso de esta vía de ajuste alternativa al despido, "y eso quizás ya no guste a todo el mundo", ha dicho en referencia a la patronal. Este mayor control podría consistir en una especie de vuelta a la autorización administrativa o "una fórmula más europea y menos ochentera". En cualquier caso, ha augurado que la negociación sobre cómo atajar la dualidad del mercado español --que CC OO prefiere denominar abuso de la  temporalidad y la precariedad-- "será muy delicada".

Sordo ha enmarcado dicha negociación en la agenda de temas que empresarios y sindicatos deberán abordar de manera inmediata con el Gobierno. Entre el resto de temas que ha citado, además de la reforma del mercado de trabajo para eliminar su dualidad, están la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma de 2012 --que ya estaban casi acordados en febrero justo antes de que estallara la pandemia-- como la recuperación de la primacía del convenio sectorial, la ultraactividad de los convenios o la limitación de las subcontratas, a través de la mejora de los derechos de los trabajadores afectados.

A esta agenda social que, según ha dicho se debe de recuperar para reactivar la economía, ha incorporado la reforma de las pensiones, que el Gobierno también va a enviar a Bruselas, junto con la modernización del mercado de trabajo. En materia de pensiones, ha dicho que CC OO "no comparte" la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones de 25 a 35 años --algo que el Gobierno baraja pero no ha planteado a los agentes sociales--, "porque España no necestia ahora ninguna reforma paramétrica del sistema" que afecte, por ejemplo, a la edad de jubilación o la fórmula de cálculo de la pensión. En este punto, el sindicato cree que solo hace falta aumentar los ingresos y eliminar los gastos impropios del sistema.

Finalmente, Sordo ha añadido el aumento del salario mínimo interprofesional en 2021 al entorno de los 1.000 euros al mes, algo a lo que los sindicatos "no renuncian" para ejecutar este año.

Dicho todo esto, el líder sindical ha exigido al Gobierno que las propuestas de reforma laboral y de pensiones que envíe a Bruselas en las próximas semanas, "no sean tan concretas como para restringir el marco del diálogos social, que no capen de facto la capacidad de negociación con sindicatos y patronal". Junto a esta advertencia, ha hecho otra: que el Ejecutivo no vuelva a dar "derecho de veto" a la patronal en ninguna mesa, como según ha denunciado, ha hecho en la negociación del salario mínimo. "No lo vamos a consentir", ha concluido.

Normas
Entra en El País para participar