Renovables

Los Riberas firman la venta a Orix de Elawan, su empresa de energía eólica

La japonesa se hace con la compañía en un proceso coordinado por Lazard

Francisco y Jon Riberas en la salida a Bolsa de Gestamp en abril de 2017.
Francisco y Jon Riberas en la salida a Bolsa de Gestamp en abril de 2017.

Los hermanos Riberas –accionistas de control de Gestamp y de Gonvarri–  firmaron el día de Nochebuena la desinversión que buscaban desde hace años. Sellaron la venta de su empresa de energía eólica, Elawan, al grupo japonés con tentáculos en áreas tan diversas como los seguros, la banca y la automoción Orix, según fuentes financieras. Un portavoz de Acek, el holding a través del que controlaban Elawan, no estaba disponible para atender a CincoDías. Sin incluir deuda, el importe de la venta de la participación de los Riberas ha rondado los 800 millones de euros.

Un año después de desprenderse de sus últimas participaciones en X-Elio, orientada a la energía solar fotovoltaica, Jon y Franciso Riberas han liquidado sus posiciones en energía renovable. El pasado jueves, rubricaron la venta de sus negocios eólicos, creados hace 13 años. La operación estaba siendo negociada desde hace meses, como publicó este periódico el pasado 17 de noviembre. 

La venta de Elawan, la antigua Gestamp Wind, es uno de esos procesos que coleaba desde hace varios años. En su enésimo intento, los Riberas encomendaron a Lazard la búsqueda de un comprador para esta compañía, que cerró 2019 con un beneficio de 11,9 millones y unos ingresos de 8,8 millones el año pasado. Por fin han logrado firmar la operación.

El problema estaba en los 2.000 millones que pedían los dueños y fundadores de Elawan, Jon y Francisco Riberas. El grupo japonés consideraba un precio demasiado elevado, según las fuentes consultadas, y han legado a un acuerdo para reducir este importe. Bloomberg publicó el día 25 de diciembre que el importe por la participación en manos de los Riberas (el 83% a cierre de 2019) se ha valorado en 100.000 millones de yenes (unos 800 millones de euros), sin incluir el pasivo pero sí una ampliación de capital posterior.

Elawan está participada por el holding de los Riberas, Acek, con un 83%, mientras que Clear Wind Eólica tiene un 17% –sociedad en la que participa el consejero delegado en España, Dionisio Fernández Auray. De nuevo, su gran activo es la cartera de proyectos por ejecutar (greenfield) con más de 10 gigavatios en promoción, en distintos grados de avance. En una nota publicada el 28 de diciembre, Orix explica que tanto Acek como Dionisio Fernández Auray mantendrán un 20% conjuntamente del capital tras la operación.

La firma tiene presencia en 14 países, pero sus principales mercados son España, Brasil y Puerto Rico. Desde su nacimiento ha instalado unos 1,5 gigavatios de capacidad. En los últimos cinco años, no ha repartido dividendos, salvo en 2017, cuando distribuyó un total de 41,6 millones entre sus accionistas. Una de las debilidades que algunas fuentes le achacan está en su dispersión geográfica, con negocios atractivos pero poco cohesionados.

Las renovables españolas han recibido incluso más interés de los fondos de private equity. En concreto, de los vehículos especializados en energía, fondos de pensiones e infraestructuras. Algunos ejemplos recientes son la venta de Eolia al fondo de pensiones de Alberta (Aimco), de una cartera de Q Energy a CPDQ o de Renovalia, por partes, a Ardian y F2i. Los propios hermanos Ribera vendieron una parte de X-Elio a KKR. El año pasado vendieron el resto de su participación a Brookfield.

También Soltec ha debutado en Bolsa, Capital Energy sondea su salida al mercado y también OPDEnergy, según Expansión. La gran expectación es la filial de renovables de Repsol, valorada en más de 4.000 millones de euros según Barclays. La última operación ha sido la compra de T-Solar por parte de Cubico por 1.500 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar