Renovables

Orix negocia la compra de Elawan, el negocio eólico de los Riberas

Lazard trabaja como banco asesor de la operación; el plan B es una salida a Bolsa

Francisco y Jon Riberas en la salida a Bolsa de Gestamp en abril de 2017.
Francisco y Jon Riberas en la salida a Bolsa de Gestamp en abril de 2017.

Los hermanos Riberas –accionistas de control de Gestamp y de Gonvarri– están a punto de liquidar su apuesta en energías renovables. Un año después de desprenderse de sus últimas participaciones en X-Elio, orientada a la energía solar fotovoltaica, negocia un acuerdo con el grupo japonés Orix para vender Elawan, la sociedad que agrupa sus inversiones en energía eólica, según indican fuentes financieras a CincoDías.

La venta de Elawan, la antigua Gestamp Wind, es uno de esos procesos que colea desde hace varios años. En su enésimo intento, los Riberas encomendaron a Lazard la búsqueda de un comprador para esta compañía, que cerró 2019 con un beneficio de 11,9 millones y unos ingresos de 8,8 millones el año pasado.

Las fuentes consultadas apuntan a que es posible que los Riberas tomen una decisión en los próximos días. Así, aún mantienen un plan B por si la venta al grupo japonés naufraga. Y esta es una posible salida a Bolsa, que se sume al aluvión de operaciones de renovables.

En principio, los Riberas tratan de obtener hasta 2.000 millones por el 100% de esta compañía. Escucharon las primeras ofertas por este paquete de proyectos eólicos hasta abril. El proceso luego se entorpeció por la pandemia y todo apunta a que se perfila su final.

El problema está precisamente en esos 2.000 millones que piden los dueños y fundadores de Elawan, Jon y Francisco Riberas. El grupo japonés considera un precio demasiado elevado, según las fuentes consultadas. Y la posibilidad de una salida a Bolsa ha emergido en las últimas semanas. Pero esto es considerado por parte de algunos conocedores de la operación como un órdago para tratar de exprimir al máximo el precio de la compañía. En sus últimas cuentas reconoce que el Covid-19 podría “impactar en las operaciones y en sus resultados y en sus flujos de efectivo futuros”. Su pasivo financiero era de 90 millones y tiene registradas en libros inversiones valoradas en 297,6 millones en filiales que tienen los proyectos.

El ejemplo está claro. Soltec, una compañía del sector renovable español dedicada a la fabricación de seguidores solares trackers solares, protagonizó hace escasas semanas la primera salida a Bolsa del mercado español en dos años. Y lo hizo con un éxito contundente. Tanto es así que otras muchas compañías del sector, entre las que se encuentra Elawan, valoran los mercados de capitales como una posible alternativa. Otra es Capital Energy, tal y como publicó este periódico el pasado jueves 12 de noviembre.

También es cierto que las renovables españolas ha recibido incluso más interés de los fondos de private equity. En concreto, de los vehículos especializados en energía, fondos de pensiones e infraestructuras. Algunos ejemplos recientes son la venta de Eolia al fondo de pensiones de Alberta (Aimco), de una cartera de Q Energy a CPDQ o de Renovalia, por partes, a Ardian y F2i. Los propios hermanos Ribera vendieron una parte de X-Elio a KKR. El año pasado vendieron el resto de su participación a Brookfield.

10 gigavatios en proyectos

Creada en 2007, Elawan está participada por el holding de los Riberas, Acek, con un 83%, mientras que Clear Wind Eólica tiene un 17% –sociedad en la que participa el consejero delegado en España, Dionisio Fernández Auray. De nuevo, su gran activo es la cartera de proyectos por ejecutar (greenfield) con más de 10 gigavatios en promoción, en distintos grados de avance. Elawan tiene presencia en 14 países, pero sus principales mercados son España, Brasil y Puerto Rico. Desde su nacimiento ha instalado unos 1,5 gigavatios de capacidad. En los últimos cinco años, no ha repartido dividendos, salvo en 2017, cuando distribuyó un total de 41,6 millones entre sus accionistas. Una de las debilidades que algunas fuentes le achacan está en su dispersión geográfica, con negocios atractivos pero poco cohesionados.

Normas
Entra en El País para participar