Renovables

Cubico compra T-Solar por 1.500 millones

El fondo I Squared había lanzado una puja por los antiguos activos de renovables de Isolux Corsán

Cubico compra T-Solar por 1.500 millones

Cubico se ha alzado como vencedor en la puja por T-Solar. El vehículo de infraestructuras propiedad del fondo de pensiones de los Profesores de Ontario (OTPP) y la gestora, también canadiense, PSP abonará 1.500 millones, incluyendo la deuda, por los antiguos activos de renovables de Isolux Corsán al fondo estadounidense I Squared.

El fondo que fundó Banco Santander se hará así con 274 megavatios de capacidad instalada, más una cartera de proyectos en desarrollo (greenfield) por 1.400 megavatios, en una de las subastas más disputadas del año, prueba del elevado apetito de los inversores por el sector renovable español. Cubico se batió frente a las ofertas de China Three Gorges y Sonnedix. Otros postores como Naturgy, CPPIB o Q- Energy se descabalgaron del proceso en las últimas semanas, si bien habían pasado la primera fase.

Goldman Sachs y PJT Partners han sido los bancos que han pilotado el proceso. Este arrancó ya hace un año. Entonces I Squared, el fondo que se hizo con el control de estos activos en medio de la liquidación de la constructora, decidió primero poner orden en el balance de la compañía para maximizar su valor. Refinanció el pasado enero 300 millones en créditos bancarios y emitió bonos por 270 millones.

Los fondos captados hace 11 meses fueron a 23 proyectos solares fotovoltaicos con una potencia conjunta instalada de 127 megavatios en toda España. Dichos activos operan bajo el marco regulatorio español con una rentabilidad regulada garantizada a 30 años. Santander y Deutsche Bank pilotaron esa operación.

Después, el fondo estadounidense pretendió lanzar el proceso a inicios de año, pero la irrupción del coronavirus postergó la operación hasta después del verano. Uno de los caballos de batalla ha sido delimitar el perímetro de la operación, que finalmente se queda en las plantas situadas en España e Italia. Por ello, la compañía lanzó las desinversiones de la mayoría de sus negocios en el extranjero en los últimos años, desprendiéndose de sus activos en India, Estados Unidos y Perú.

Así, Cubico adquirirá los 47 activos fotovoltaicos de T Solar en España. Suman una capacidad de 274 megavatios, de los cuales 167 megavatios corresponden a energía fotovoltaica. El acuerdo supone además la adquisición de siete megavatios en Italia.

José Canales, jefe de Iberia en Cúbico, señala en una nota que están muy orgullosos de añadir un grupo tan importante de activos “a nuestra cartera mientras trabajamos para cumplir los objetivos de energía renovable de Iberia y el resto de Europa”. Cubico se coloca así como uno de los actores líderes en el disputado mercado de renovables españolas con una capacidad en energía solar de 500 megavatios en España y Portugal.

Esta operación no es sino la última de una larga lista que ha visto el mercado español en los últimos años, prueba del apetito por las renovables hispanas. Hace apenas unos meses Q-Energy vendió una cartera de 73 plantas fotovoltaicas al fondo canadiense CDPQ, que hizo así su entrada en España. Ya el año pasado Renovalia distribuyó sus activos entre Ardian, que se quedó con los parques eólicos, mientras que el fondo italiano F2i se quedó con el negocio solar. El fondo de pensiones de Canadá CPPIB se hizo con Eolia, y Brookfield adquirió la mitad de X-Elio, que recientemente vendió una cartera de plantas solares a China Three Gorges.

Multiplicar el precio por 12,5

2016. A finales de ese año, la malograda Isolux Corsán, puso a la venta uno de sus activos más valiosos: los de renovables. Entonces, contaba con medio centenar de plantas fotovoltaicas, con una potencia de 326 megavatios repartidas por España e Italia, India, Perú, Estados Unidos y Japón. Tras una disputada puja, en la que participaron la propia Cubico, KKR y un vehículo del magnate George Soros, entre otros oferentes, I Squared ganó al pagar 120 millones. Ahora, tras dar brillo a la compañía, el fondo estadounidense ha logrado vendérsela a su antiguo rival en la puja de hace cuatro años por un precio que supone multiplicar por 12,5 veces. Cierto que en el precio se incluye la deuda, de 924 millones en términos netos a cierre de 2019.

Normas
Entra en El País para participar