Jubilación

Seguridad Social reabre el debate de calcular la pensión con toda la vida laboral

Los negociadores del diálogo social aseguran que la propuesta no ha sido hecha aún por el Gobierno y desde Podemos la rechazan con contundencia

Manifestación de pensionistas en Bilbao.
Manifestación de pensionistas en Bilbao. EFE

La reforma de pensiones de 2011 que amplió de manera progresiva la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, algo que ya se exigirá a partir de 2027, pero también tomó otra medida que afectaba a los parámetros que se utilizan para calcular la pensión. Así, la reforma amplió de 15 a 25 años, también de manera progresiva, el número de años cotizados que se tienen en cuenta para determinar la cuantía de la pensión de jubilación. En 2021 se tendrán en cuenta los últimos 24 años cotizados y ya en 2022, los últimos 25 años.

Sin embargo, en los últimos años han sido varias las propuestas y desde distintos ámbitos, para que este periodo se ampliara aún más hasta llegar incluso a toda la vida laboral. En este punto, según publicaba hoy el diario El Mundo, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, se estaría planteando proponer dar un primer salto de otros diez años para tener en cuenta los últimos 35 años cotizados para el cálculo de la pensión.

Esta medida persigue una mayor contributividad del sistema, esto es, una mayor correlación entre lo aportado por el trabajador y lo que recibe luego, cuando se jubila. Sin embargo, en la práctica, esta ampliación del periodo de cómputo supone en la mayoría de las carreras laborales un descenso de la pensión inicial que se ha barajado por distintos estudios en anteriores ocasiones entre un 3% y un 10%. Este recorte sucede en las carreras más comunes, ya que cuantos más años del inicio de una carrera se tienen en cuenta más baja la prestación, porque se supone que en los primeros años se tienen peores sueldos y, por tanto, cotizaciones más bajas. Bien es cierto que desde la anterior crisis económica esta fórmula o es exacta y cada vez hay más trabajadores que se ven expulsados del mercado laboral en sus últimos años de carrera profesional y a ellos sí les podría beneficiar esta ampliación.

En cualquier caso, el propio Escrivá ha declinado hoy hablar sobre esta posible propuesta al asegurar que todo lo que tiene que ver con las pensiones está discutiéndose ya, tras el acuerdo parlamentario del Pacto de Toledo, en el seno del diálogo social con patronal y sindicatos. Y ha añadido que para que esta negociación llegue a buen puerto --"y de eso nos tenemos que asegurar", ha dicho-- debía ser discreto con lo que allí se debate.

No obstante, distintas fuentes conocedoras de lo que se está discutiendo en el diálogo social aseguran que esa propuesta concreta aún no se ha llegado a formular por parte del ministro ni de nadie de su equipo de Seguridad Social. Además, otras fuentes cercanas al Gobierno restaron importancia a la iniciativa, asegurando que la cuestión estaría aún en un estadio muy inicial. Es más, en este escenario podría darse el caso de que no llegara tampoco a plantearse de manera formal ante el rechazo que despierta en una parte del Ejecutivo, la vinculada a Podemos.

Así, Isa Serra, una de las portavoces de la formación morada ha mostrado hoy la disconformidad de Unidas Podemos respecto a la posibilidad de ampliar este periodo de cómputo a 35 años, porque lo consideran un "salto atrás" que va en la dirección contraria a la mejora del poder adquisitivo de los pensionistas que persiguen, informa Ep. Por ello, ha añadido que esta medida no está en el acuerdo de Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, por lo que confía en que el Ejecutivo no lo la lleve finalmente a cabo.

Normas
Entra en El País para participar