Valor a examen

Inditex, ante el reto de hacer valer su reciente rally

Presenta resultados el 15 de diciembre sin que haya gran expectativa de que vayan a servir de catalizador extra para la acción. La mayoría de los analistas mantiene la recomendación de comprar, aunque los hay que la consideran cara

Inditex Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La publicación de resultados de Inditex, el valor que más capitaliza en la Bolsa española y el segundo que más pondera en el Ibex, siempre es motivo de gran expectación en el mercado. Pero ahora sus cuentas son además un valioso indicador del impacto económico de la pandemia y de sus efectos en el sector textil, que acumula una caída de las ventas del 40% en el año en España. La dueña de Zara dará a conocer el balance de su tercer trimestre fiscal el 15 de diciembre.

La cita llega en un momento de recuperación del valor en Bolsa, con un ascenso del 26% desde finales de octubre, aunque algunos analistas la consideran excesiva. En todo caso, la opinión que predomina en el mercado, según Bloomberg, es positiva, con el 60% de los consejos de los analistas de compra, aunque el potencial de revalorización asignado es limitado, de un 5%.

Jefferies ha publicado la recomendación más reciente, con una elevación del precio obtenido desde los 29 a los 31 euros por acción y el consejo de comprar.

Javier Molina, portavoz de eToro en España, dice que la compañía “sigue siendo rentable, los resultados son sostenibles, el nivel de deuda no es un riesgo y pensamos que va a mantener el dividendo, pero los crecimientos no van a ser como los del pasado”, destaca. Molina, por otro lado, tiene dudas de que la recuperación de la demanda tras la mejora de la situación pandémica se mantenga, y de la capacidad de Inditex para cumplir con las expectativas. “No contemplo una vuelta a los niveles del BPA [beneficio por acción] previos a la crisis de 1,16 euros –frente a los 0,50 euros actuales– hasta finales de 2022 o principios de 2023”, explica. Molina apunta, además, que Inditex cotiza a un PER 2020 de 44 veces, frente a las 20 veces del sector, y con un valor en libros de 6 veces frente a las 1,7 veces de la industria.

Pero también hay analistas más escépticos con la evolución del negocio textil. “Creemos que la reciente subida no descuenta su exposición adversa a los cambios estructurales en la industria”, explica Credit Suisse. El banco define tres factores que perjudican la actividad de la compañía: “el eclipse del comercio minorista de marca a favor de la oferta multimarca”; la mejor experiencia de cliente en las tiendas de Zara que en la venta online, y su apuesta por los grandes establecimientos en el centro de las ciudades.

El banco suizo ha bajado la recomendación de neutral a infraponderar y el precio objetivo a 23 euros, frente a los 26 que ronda la acción. La entidad considera que los resultados irán marcando la evolución del valor en los próximos meses. Para el cierre de 2020 pronostican un repunte de las ventas del 8,2%, hasta los 28.286 millones de euros, y una caída del 26% en 2021. “En el mejor de los casos, vemos a Inditex ofrecer un crecimiento del beneficio por acción de medio dígito”, subrayan.

Morgan Stanley también es cauteloso con el sector en general y mantiene la recomendación de infraponderar en Inditex y H&M. Opina que las dos están caras y descarta que se produzca una importante recuperación en la industria en el corto plazo, aventurando aún un tiempo de dificultades. En su opinión, Inditex y H&M serán las textiles más afectadas por la crisis. En el pasado mes de mayo, comentaba que “el Covid cambiará la industria textil minorista europea para siempre”.

Ignacio Cantos, director de inversiones de Atl Capital, piensa que el principal problema en Inditex es su valoración. “Tiene un modelo de negocio que es difícil de copiar y la dirección y equipo gestor son buenos, pero lleva tiempo cara; ahora tenemos un mercado con opciones más baratas”, dice. A su juicio, la partida más importante de los resultados es el margen, que en el primer semestre se situó en un 56,2%, ligeramente por debajo del 56,8% logrado un año antes, gracias a una fuerte contención de los gastos operativos. Eso sí, en el caso de que los resultados resulten favorables –como los del segundo trimestre, que superaron expectativas– Cantos no descarta que la acción pueda acelerar hasta llegar a los 30 euros.

Un liderato por capitalización defendido durante el año

Capitalización. Inditex se encamina a cerrar el año siendo una vez más líder por capitalización con más de 81.000 millones de euros. Sin embargo, su posición ha corrido peligro en estos meses debido a su mal comportamiento –llegó a perder más del 35% en el año– y la positiva evolución de Iberdrola. La distancia por valoración entre ambas se redujo al 3,8% en noviembre. Actualmente, la textil está un 21% por encima tras reducir su caída anual al 16%.

Récord. El punto álgido de la compañía fue el 25 de abril de 2017, día en que alcanzó los 110.000 millones de euros de valoración en Bolsa. Era la tercera empresa en superar la barrera de los 100.000 millones tras Telefónica (2007) y Banco Santander (2015). A finales del ejercicio pasado estuvo a punto de conseguir de nuevo esa cota.

Dividendo. La política de dividendos de Inditex se mantiene con un pay out del 60%. El pasado 2 de noviembre abonó uno ordinario de 0,35 euros por acción. Tiene previsto otro extraordinario de 0,78 euros, cuya distribución estaba prevista para los años 2020 y 2021, y que pasarán a repartirse en 2021 y 2022, según se acordó en la última junta.

Normas
Entra en El País para participar